thumbnail Hola,

Fenway Sports Group, propietarios del club, están enfadados por no conseguir a Clint Dempsey y han considerado Ian Ayre responsable

EXCLUSIVA

El Liverpool buscará un nuevo director general la próxima semana después de un último día de fichajes desastroso para el club, según puede revelar Goal.com desde Inglaterra. Los propietarios Fenway Sports Group han revivido sus planes después de que Ayre fuera considerado culpable por Brendan Rodgers. Después de tener el fichaje de Clint Dempsey hecho, finalmente no se concretó.

Ayre fue acusado de negociar con el Fulham por el delantero, quien no ocultó su deseo de ir a Anfield, pero se negó a igualar la oferta de 6 millones de libras del Tottenham Hotspur y se marchó a la capital inglesa. Aseguraron a Rodgers que antes de permitir que Andy Carroll fuera West Ham United en calidad de cedido durante toda la temporada tendría a un delantero, pero los fichajes de Dempsey y Daniel Sturridge no se realizaron.

Goal.com entiende que este último revés es el golpe final para los jefes de Anfield y ha validado las preocupaciones del principal dueño John Henry y Tom Werner, figuras de alto nivel del club sobre el hombre de negocios nacido en Merseyside. Ambos tienen dudas sobre nombramiento de Ayre para supervisar el día a día del club tras la marcha de Cristiano Purslow a finales de 2010, pero su trabajo en el mercado de fichajes lo hizo factible.

Sin embargo, sus frases polémicas sobre los planes para Liverpool para llevar una ruptura con los derechos de televisión en el extranjero de la Premier League hizo que se le solicitase hacer frante a la desaprobación de sus compañeros.

Actualmente no está claro si Ayre se le permitirá regresar a su papel original como director general en Anfield, donde ha sido reemplazado por Billy Hogan, quien llegó a la filial de Fenway Sports Management a finales de mayo, a pesar de ayudar con éxito negociar acuerdos para el Liverpool serie de nuevos socios comerciales de este verano.

Artículos relacionados