thumbnail Hola,

El delantero alemán necesita tiempo para adaptarse al estilo enigmático de Theo Walcott y Gervinho pero la conexión con Olivier Giroud cada vez va mejor

A pesar del empate en el Emirates contra el Sunderland en la primera jornada de Liga, todo era optimismo e ilusión en Lukas Podolski: “Es increíble ver cómo la afición corea tu nombre; ha sido espectacular vestir la camiseta del Arsenal”, reconocía el internacional alemán.

Tras el siguiente empate en Liga, esta vez contra el Stoke City, las dudas y por qué no decirlo, las decepciones, afloraron en la afición gunner. El equipo londinense suma 180 minutos sin marcar un solo gol y Mikel Arteta lo tiene claro: “Da igual quién traigas, ninguno será tan bueno como Van Persie”. La sombra del holandés es alargada.

Este dilema se refleja en el once que alineó Arsene Wenger en el Britannia Stadium: donde antes solo jugaba Van Persie ahora juegan Giroud y Podolski. Aunque las cosas de momento no están saliendo bien en cuanto a goles se refiere, la afición cree que esta es la mejor combinación para el éxito. El partido contra el Stoke fue un punto de inflexión y el Arsenal mereció algo más que el empate.

Wenger dejó caer que el alemán no estaba bien físicamente pero el gran problema es la falta de entendimiento con los compañeros. Con el tiempo mejorará pero, ¿por qué Podolski no se ha integrado tan bien en la Premier League como otros jugadores nuevos como Shinji Kagawa, Santi Cazorla o Eden Hazard?

La solución podría estar en hacer que Lukas Podolski tenga un entrenamiento específico. Joachim Löw exprimió al delantero con este método en la Mannschaft y Arsene Wenger va a empezar a hacerlo en los próximos días. Veremos si esto funciona y el Emirates puede ver al verdadero Podolski a partir de ahora.

Relacionados