thumbnail Hola,

El delantero bosnio, muy cabreado con el Manchester City y Roberto Mancini, asegura que tratará de dejar el club si se empeñan en forzarle a ello.

Es una de las grandes estrellas dela Premier League pero, sin conocer muy bien los detalles, el propio Manchester City se encargó poco a poco de ir liquidándole. Y es que pese a lo caro y llamativo que fue hace año y medio el fichaje de Edin Dzeko desde el Wolsfburgo al actual campeón inglés, el delantero bosnia completó siempre magníficas estadísticas goleadoras e incluso siendo titular clave por momentos, sus cifras eran espectaculares (sobre todo en el arranque de curso pasado). Sin embargo, Roberto Mancini empezó a sentarlo en el banquillo y, pese a tener cierta continuidad, sus minutos se redujeron y, con ellos, su potencial en el equipo. Ahora, cabreado, sostiene que le intentan forzar su salida y que puede que se marche.

Edin Dzeko está enfadado por su papel en el equipo citizen y, sin tapujos, argumenta sus bases para explicar lo que ocurre en el vestuario del Manchester City con su presencia: "En la segunda mitad de la temporada pasada, de repente, empecé a jugar mucho menos y no tengo idea de por qué. Perdí mi ritmo. Me uní al City para poder jugar en los partidos grandes. Nunca me imaginé que las cosas salen como ellos quieren que salga sin darte explicaciones”, destacó muy enojado con su club y entrenador, a los que considera culpables de que su caché haya descendido sin que los goles le hayan abandonado jamás.

Así que, tan contundente como caracterial, Dzeko argumentó que su nivel no es para ser suplente y amenaza con marcharse: "Soy demasiado bueno para el banco. Si sigo sentado más partidos, entonces todo es posible sobre mi futuro”, destacó, evidenciando que ya se teme que este curso vuelve a ser una opción terciaria para el equipo en zona ofensiva.

Relacionados