thumbnail Hola,

Si el holandés dice adiós, dejará un hueco demasiado grande, tanto dentro del campo como fuera de él. Será el momento indicado para que más de uno asuma un nuevo rol

 Quillo Barrios
 Editorial | Arsenal
Síguele en

El Arsenal está a punto de vivir una dolorosa marcha, como ya ocurriera en 2011 cuando Cesc Fábregas y Samir Nasri decidieron salir del Emirates. En este caso, el nombre propio es Robin Van Persie, que decidió no renovar su contrato y tiene pie y medio fuera del club londinense.

El holandés tuvo que asumir un nuevo rol dentro y fuera del terreno de juego el pasado verano. Fue líder en el césped e icono lejos de él. Se echó el equipo a la espalda y se convirtió en máximo goleador y mejor futbolista de la Premier League. Sin duda, la 2011/2012 fue su mejor temporada a nivel personal.

Pese a todo, la falta de títulos le podría empujar a decir adiós al Arsenal, situación que dejaría a Arsene Wenger ante un gran problema. Un año más, debería asumir la marcha de un símbolo y centrar parte de su trabajo en el aspecto psicológico de un grupo que, en menos de tres años, ha vivido la huída de demasiadas estrellas.

Para ello, es necesario contar con futbolistas capaces de dar un paso hacia delante y tirar del carro en busca de una 2012/2013 que sirva para que el Arsenal regrese a lo más alto.

Aquí están nuestros elegidos:

JACK WILSHERE


El mundo del fútbol estaba pendiente de él hace meses. La campaña 2011/2012 debía ser la de su consagraión. Había que pasar de revelación a estrella. De firmar brillantes apariciones a convertirse en indiscutible. Pese a todo, una grave lesión lo dejó fuera del equipo durante una gran parte de la temporada, perdiéndose, incluso, la Eurocopa de Polonia y Ucrania.

La recuperación parece haber sido un éxito, aunque tardará bastantes semanas en coger un óptimo estado de forma que le permita rendir al cien por cien. Será entonces cuando Arsene Wenger tenga a su disposición a un jugador diferente, capaz de crear y desordenar a partes iguales. Una mágina anarquía en las botas de un futbolista único y sencillamente espectacular.

Deberá ser la conexión perfecta entre el centro del campo y el ataque. Tiene la obligación de mostrar todo su carácter y aprovechar  sus virtudes para que los compañeros se beneficien de ellas. 20 años parecen ser sinónimo de juventud e inocencia. En el caso de Wilshere, aceptamos lo primero, pero pedimos que olvide lo segundo y lo cambie por liderazgo.

ALEXANDRE SONG


Llegó al Arsenal en 2005 y poco a poco fue creciendo hasta convertirse en una pieza importante para Arsene Wenger. Durante la temporada pasada dejó muestras de lo que puede ofrecer, aunque dibujó cierta irregularidad que no le permitió alcanzar su máximo nivel.

La marcha de Cesc Fábregas y Samir Nasri le obligaron a asumir un rol decisivo en el centro del campo. Le costó, pero poco a poco logró convencer a los que dudaban de él.

Ahora, en la 2012/2013, su papel pasa a tener una importancia vital. Veterano en el vestuario y con galones dentro del campo, Alexandre Song tiene la obligación de dar un paso hacia delante y sellar un centro del campo en el que Wenger tiene puestas muchas esperanzas.

MIKEL ARTETA


Cambió Everton por Arsenal en una operación que sorprendió a propios y extraños. Aterrizó en el Emirates para ocupar el hueco dejado por Cesc Fábregas y lucir el dorsal de un Samir Nasri que decidió irse al Manchester City por cuestiones económicas y deportivas.

En apenas unos meses, se ganó el respeto de la afición y la admiración de todos. Veteranía, rigor táctico y buen trato de balón, las señas de identidad de un jugador que se adaptó muy rápido a la filosofía de juego que pide Arsene Wenger.

En la temporada 2012/2013 tendrá que protagonizar el papel de un jugador capaz de llevar la manija de todo un equipo, siendo fundamental en cada transición y apareciendo en segunda línea para aportar cerca de diez goles que ayuden a alcanzar los objetivos del cuadro Gunner.

THOMAS VERMAELEN


Una inoportuna lesión le impidió mantener una regulairdad que lo llevaba directo hacia el sobresaliente. Thomas Vermaelen se ha convertido, en pocos años, en el líder de la defensa del Arsenal. Fuerte, rápido en el corte y con buen juego aéreo, el belga es una auténtica garantía de éxito para la zaga Gunner.

Pese a llegar en 2009 y llevar tres temporadas en el club, el ex del Ajax es una de las figuras indiscutibles para afición y cuerpo técnico. El adiós de Cesc, Nasri y el más que posible de Van Persie, dejan a Vermaelen como uno de los hombres importantes para Arsene Wenger. "Estaré en el Arsenal para siempre. No habrá traspaso para mí", lanzó en mayo, dejando claro su compromiso con la entidad londinense.

¿Qué le podemos pedir de cara a la temporada 2012/2013? Jerarquía, regularidad, efectividad, paciencia y un alto nivel futbolístico. Estamos ante uno de los mejores defensas de Europa. Lo único que necesita para explotar definitivamente es un año brillante.

ALEX OXLADE-CHAMBERLAIN


No sabemos si Arsene Wenger lo cuida para que dé el salto en el momento adecuado o directamente no confía lo suficiente en él como para otorgarle un rol principal. Lo que sí tenemos claro es que Alex Oxlade-Chamberlain es un jugador con un futuro brillante que debe empezar a tejer en el presente.

Jugador descarado, desequilibrante, rápido, eléctrico, vertical y en clara línea ascendente, lo único que necesita es confianza y la pizca de suerte que todos buscan para llegar a lo más alto.

No empezará la temporada como titular indiscutible, pero si hace las cosas bien, su presencia se convertirá en habitual con el paso de las semanas. Debe aportar su fútbol alegre y un carácter inconformista que lo lleve a ser uno de los hombres importantes del Arsenal más pronto que tarde.

Encuesta del día

Artículos relacionados