thumbnail Hola,

El equipo blanco fue homenajeado en Monaco antes del sorteo UEFA de Champions League, durante y después del mismo. El grupo, asequible. El ‘coco’, el Liverpool del “chorreo”

OPINIÓN

El Real Madrid se ha dado un baño de cava este jueves en Mónaco en el sorteo de la Champions League. Aunque la sede de la final fuera Berlín, la gala de la UEFA tuvo un neto sabor madridista (casi excesivo), en homenaje a su décima Copa de Europa. Que Iker Casillas, Fernando Hierro, Francisco Gento y Manuel Sanchís se encargaron de convertir posteriormente en casi un homenaje a la Undécima, al ser los encargados de sacar las bolas que depararon una fase de grupos junto a Basilea, Ludogorets y Liverpool. Un grupo asequible para clasificarse y, además, poco atractivo, por el poco tirón de suizos y, sobre todo, búlgaros en España.

Lo salva el doble cruce con el Liverpool, únicamente. Álvaro Arbeloa jugará contra su ex equipo. No ya Xabi Alonso. Mientras que por el Santiago Bernabéu pasarán jugadores legendarios como Steven Gerrard, y algunas otras perlas del continente como Philippe Coutinho, Daniel Sturridge y Raheem Sterling. También el excéntrico Mario Balotelli. Además de los españoles Suso, Alberto Moreno o Javier Manquillo. Sin Luis Suárez, el conjunto red es uno de los más interesantes del continente, con fichajes atractivos y prometedores como los de Adam Lallana, Dejan Lovren, Lazar Markovic, Divock Origi o Emre Can. Ante el Real Madrid tendrán una gran prueba de fuego en esta primera mitad de temporada, para testear si su nivel sigue siendo el que exhibieron la temporada pasada.

Aunque si hay una circunstancia que imperará y marcará el doble partido entre Real Madrid y Liverpool será el famoso “chorreo” red cinco años atrás: 0-1, en el Santiago Bernabéu, más un humillante 4-0 en Anfield en los octavos de final de la Champions League. Lo que hace del Liverpool una de las bestias negras del Real Madrid en el Viejo Continente, si se añade el 1-0 en la final de la Copa de Europa de 1981. En total, tres enfrentamientos y tres derrotas, a cada cual más dolorosa. Definitivamente, el madridismo tiene una cuenta pendiente con el Liverpool.

Afortunadamente para el Real Madrid, el equipo actual no es el mismo que el de 1981, el llamado Madrid de los García, ni siquiera igual que el de 2009. Entonces, el mandato de Ramón Calderón se agotaba, en el césped y en los despachos, con Vicente Boluda como el elegido para la transición hacia el actual mandato de Florentino Pérez. Han pasado sólo cinco años de aquello, pero igual parecen cincuenta. Pues este Madrid está a años luz de aquél. Es el momento de cobrarse de las deudas en Anfield.

Get Adobe Flash player

 

Relacionados