thumbnail Hola,

El conjunto blanco ha logrado la ansiada Décima tras un año en el que ha sufrido contínuas lesiones de sus jugadores, algo que afianza la profundidad y la calidad de su plantilla

OPINIÓN

Sábado 24 de mayo de 2014. Tras un gol de Sergio Ramos en el tiempo de descuento y la posterior prórroga -que acabó con 4-1 en el marcador- el estadio Da Luz de Lisboa veía cómo el Real Madrid volvía a levantar una Champions League doce años después de la última vez. La Décima por fin estaba camino de las vitrinas del Santiago Bernabéu.

Hasta ese día, Carlo Ancelotti tuvo que luchar durante toda la temporada con las contínuas lesiones de una plantilla que rara vez estuvo totalmente al completo. A saber: las lesiones musculares de Gareth Bale al principio de curso y de Cristiano Ronaldo al final, los ligamentos cruzados de Sami Khedira y Jesé Rodríguez, la fractura en el pie de Xabi Alonso, el menisco de Raphael Varane, la rodilla de Álvaro Arbeloa o los isquiotibiales de Marcelo son algunos de los percances que han mantenido a estos jugadores un puñado de partidos alejados de los terrenos de juego.

Con todo y con eso, la temporada 2013/14 del conjunto blanco quizás haya sido la mejor en lo que llevamos de siglo, y desde hace mucho tiempo, la afición no necesita ilusionarse con fichajes millonarios, presentaciones galácticas y los típicos 'hala madrid' desde el palco de honor del Santiago Bernabéu, sino con defender el título de campeón de Europa.

El equipo tiene la base hecha y recambios de garantías en todas las líneas, salvo en la delantera. Si finalmente Álvaro Morata abandona el Real Madrid -algo que parece bastante claro tras las últimas palabras de Carlos Ancelotti-, obligaría a la directiva blanca a fichar otro delantero, pero sin tirar la casa por la ventana. El canterano es un delantero joven que ha jugado menos de mil minutos en la temporada, con lo que lo ideal sería contratar un punta del mismo perfil que Morata.

Salvo esos pequeños detalles, el plantel que actualmente tiene Carletto debería bastar para afrontar una temporada que se preve muy exigente en Concha Espina.

Get Adobe Flash player

Artículos relacionados