thumbnail Hola,

Los jugadores del Real Madrid se desatan en Cibeles

Sergio Ramos dedicó un cántico al Atlético, Iker Casillas se acordó de todo el madridismo, y Cristiano Ronaldo, Luka Modric y Álvaro Arbeloa también cogieron el micrófono

Y anoche se cerró el círculo. El Real Madrid alzó su décima Champions League tras 12 años de espera, y la celebración fue como la ocasión se merecía, a pesar de las altísimas horas de la madrugada.

El conjunto blanco aterrizó en Barajas pasadas las 4:00 de la madrugada para presentarse en Cibeles casi dos horas después tras pasar por el Santiago Bernabéu para coger el autobús descapotable que les llevaría por las calles de la capital de España.

Una vez en la fuente de Cibeles, los capitanes cogieron el micrófono y arengaron a la afición madridista allí congregada. Sergio Ramos interpretó a su manera un cántico que la afición del Atlético "dedica" a los blancos: "Que se enteren los indios -vikingos, en el caso de los rojiblancos- quién manda en la capital". Mientras tanto, Iker Casillas quiso dedicar el triunfo a la afición: "Gracias a la gente que ha estado en Lisboa, en el Bernabéu y aquí. El gol de Sergio Ramos lo habéis metido entre todos. Sois muy grandes".

Luka Modric, un jugador que en rara ocasión muestra su efusividad, cantó el 'campeones, campeones', algo que aprovechó Arbeloa para asegurar que mañana le cortarán el pelo al croata. Cristiano Ronaldo también cogió el micrófono para lanzar al aire un '¡Hala Madrid'.

La noche la coronó Sergio Ramos, que con el beneplácito de Iker Casillas, colocó la bufanda y la bandera del Real Madrid a la Diosa. Para los aficionados que anoche no pudieron estar en las calles de Madrid, la plantilla blanca volverá a celebrar el título en el Santiago Bernabéu desde las 21:30.

Artículos relacionados