thumbnail Hola,

Real Madrid, Borussia Dortmund y las 12 diferencias con 2013

El equipo merengue llega a los cuartos de final mucho más fuerte y asentado que en las pasadas semifinales. Justo al contrario que los alemanes, lastrados por las bajas y lesiones

El Real Madrid se enfrentará al Borussia Dortmund en los cuartos de final de la presente Liga de Campeones, en lo que es la reedición de la semifinal de la pasada temporada. Sin embargo, la situación no es precisamente idéntica a la que se vivió el pasado abril de 2013, cuando el cuadro alemán se clasificaría para la final tras ganar 4-1 en el Westfallenstadion, y hacerlo valer en la vuelta con 'apenas' un 2-0 en contra en el Santiago Bernabéu.

Tuitea con Van Nistelrooy
Envía tus preguntas a Ruud via @Heineken con el hahstag #sharethesofa este miérco
Esta vez en el Real Madrid se sienten fuertes, que no confiados, ante el cruce contra el Borussia Dortmund, y lo cierto es que el fútbol le da razones para creer que debe ser así. Por un lado, por parte del propio Real Madrid, que ha cambiado radicalmente en estos once meses. El año pasado llegaba a las semifinales habiéndose dejado llevar en la Liga, en modo autodestrucción prácticamente, en lo que estaba cantado que sería el último año de Jose Mourinho en Concha Espina. Con un estilo de juego muy definido, basado sobre todo y únicamente en el contragolpe. Y sin embargo, esta temporada no sólo llega al cruce en Europa como líder de la Liga, en clara ascendencia, sino que la riqueza táctica que atesora y el alto nivel de motivación le hacen claramente candidato a pasar de ronda. Como mínimo.

Además de Jose Mourinho, ya no están tampoco jugadores como Gonzalo Higuaín, Mesut Ozil, o Ricardo Kaká (que jugó en Dortmund), y otros como Sami Khedira o Fabio Coentrao han perdido la titularidad en el equipo blanco. Mientras tanto, han llegado otros futbolistas como Dani Carvajal o Gareth Bale, titularísimos, o también refuerzos como Asier Illarramendi e Isco Alarcón. Más allá del talante y el fútbol que le ha aportado el propio Carlo Ancelotti. Y jugadores que llegan en un gran momento de forma, como no estaban la temporada pasada, en el caso de Karim Benzema, Iker Casillas, Marcelo, Xabi Alonso, Luka Modric, o Ángel Di María. Diferencias todas ellas que juegan muy a favor del Real Madrid con respecto a las semifinales de la pasada temporada.


Y al contrario, si el Borussia Dortmund ha cambiado, ha sido a peor. Así lo dicen los 23 puntos de desventaja con el liderato en la Bundesliga. Le falta un jugador clave como Mario Gotze, hoy en el Bayern Múnich, y sobre todo, le faltan numerosos jugadores que eran titulares la temporada pasada en las semifinales y que hoy están lesionados o sancionados. Son los casos de Neven Subotic, Ilkay Gundogan, Jakub Błaszczykowski, Marcel Schmelzer, Robert Lewandowski y Sven Bender. Medio equipo, literalmente.

Así las cosas, las cuentas no fallan. Las diferencias son notables. Como mínimo, doce en los nombres de jugadores que estuvieron en el Westfallenstadion el pasado 24 de abril del año anterior, y que no podrán estar en las presumibles alineaciones de estos próximos cuartos de final, como muestran los gráficos [semifinales 2013, arriba, y cuartos 2014, debajo de estas líneas]. El Real Madrid respira, aliviado.




Artículos relacionados