thumbnail Hola,

Inaugurado en 1923, allí se han jugado hasta seis finales de Liga de Campeones y una mundialista. Gol fantasma incluído, te presentamos siete encuentros para el recuerdo

Es 28 de abril de 1923. Ahora mismo debería estar finalizando el primer tiempo, pero la final de la FA Cup no ha comenzado aún. Casi 300 mil personas han conseguido su boleto para presenciar este partido, pero la capacidad del estadio es de menos de la mitad. Las gradas, abarrotadas. Hay espectadores en el mismísimo terreno de juego, una locura para ver este Bolton Wanderers-West Ham United. La policía montada, incluyendo a un efectivo sobre un caballo gris (en los periódicos de la época parecerá blanco), actúa para despejar el terreno de juego. La acción de la policía montada no es un dato menor, pues se conocerá a esta final como La Final del Caballo Blanco. Dará comienzo la final. Empezará el partido, se jugará el primer encuentro en el Estadio de Wembley.

Acaba de iniciarse un largo camino para lo que será uno de los templos del fútbol mundial, inaugurado este año con ocasión de la exposición imperial británica a realizarse dentro de algunos meses. Aquí ganará el Bolton 2-0, habrá que devolver parte del dinero de la recaudación al público que no ha logrado ingresar, pero lo importante no es eso. A este recinto le depara un futuro lleno de emociones y eventos inolvidables, todavía más importantes que este cotejo cuyo saldo es de 900 heridos de gravedad. Incluso se demolerá y se reconstruirá...


Aquella final de FA Cup '23 ha sido el puntapié inicial de este camino, que desemboca en el Borussia Dortmund - Bayern Múnich del próximo sábado. Con el Estadio de Wembley como testigo, se han jugado hasta seis finales de Liga de Campeones y una final mundialista. Gol fantasma incluído, aquí van los siete partidos y sus aristas...



Liga de Campeones 1963 AC Milan-Benfica (2-1)

El
catenaccio conquista Europa

El Benfica tenía la posibilidad de obtener su tercera Copa de Europa consecutiva, después de haber ganado en Berna al Barcelona (3-2) y en Amsterdam al Real Madrid (5-3). En 1963 se topaba con el defensivo Milan de Nereo Rocco, quien finalmente llevó por primera vez el trofeo a Italia. Con figuras como Gianni Rivera, Cesare Maldini y Giovani Trapattoni, el conjunto rossonero ganó gracias a los goles del delantero brasileño José Altafini ('58 y '69). El punta sudamericano hizo que la diana anotada por Eusebio al minuto 19 resultara en vano para los lisboetas. De esta manera, Altafini cerraba la competición con 14 anotaciones, aunque al US Luxemburg le había marcado ocho en la primera ronda...

El Benfica, campeón en 1961 y 1962, se topó con el Milan. Aquí celebra el título logrado en Amsterdam

Copa del Mundo 1966 Inglaterra-Alemania (4-2)
Un gol fantasma o el Robo para la Corona

Fue uno de los Mundiales con final anunciado más corrupto de la historia. Arreglos con los colegiados, designaciones digitadas y un calendario preparado para que todo quedara en casa. La prensa internacional se hizo eco de las irregularidades y el equipo de Bobby Charlton quedaría en la historia por conseguir el único triunfo de los inventores del fútbol. Inglaterra se impuso a Alemania 4-2 en la prórroga. El tercer gol británico no debió subir al marcador, pues el balón golpeado por Geoffrey Hurst dio en el larguero y botó fuera de la portería defendida por Tilkowski. En imágenes de aquella cita se ve al línea soviético Bakhramov levantar su banderín para señalar el gol y al colegiado suizo, Dienst, dialogando con el linier para convalidarlo. Bakhramov afirmaría años más tarde: "No vi entrar la pelota, pero Dienst descargó sobre mi espalda toda la responsabilidad".

Geoffrey Hurst, en acción durante el escandaloso Inglaterra-Alemania

Liga de Campeones 1968
Man.Utd -Benfica (4-1)
Un inglés celebrando por primera vez

Ya habían transcurrido 10 años desde la tragedia aérea de Múnich, sufrida por toda la plantilla del Manchester United. Lejos de aquel 1958, llegaba el turno de jugar su primera final de la competición y lo hacía ante el poderoso Benfica, que volvería a irse de Wembley con el sabor de la derrota. El equipo de Matt Busby no había podido ganar ni siquiera un partido fuera de casa en su trayecto a la final, por lo que jugar en Londres y no en Portugal era un alivio para los británicos. Si bien no era Manchester, era Inglaterra. Una leyenda como Bobby Charlton fue el autor del primer gol, de cabeza. Sin embargo, el encargado de empatar para el Benfica era Jaime Graça a falta de once minutos para el final del partido. El Manchester sintió el golpe y casi lo pierde, pero un disparo de Eusébio obligó a Alex Stepney a realizar un paradón a poco del pitazo definitivo del colegiado. Y sin dudas que el astro luso lo lamentaría, pues en la prórroga anotarían para el United George Best y Brian Kidd. La historia tendría un cierre circular, pues el superviviente de Múnich, Charlton, convertiría el gol del 4-1 final.

Bobby Charlton levanta la primera Liga de Campeones del Manchester, en Wembley.

Liga de Campeones 1971 Ajax-Panathinaikos (2-0)
Cruyff, el Ajax, y la coronación del Fútbol Total

Johan Cruyff tenía su bautismo como campeón de Europa con el Ajax nada menos que en Wembley. El holandés, acompañado de otras grandísimas estrellas a nivel mundial como Neeskens, levantaría la Copa de Europa luego de vencer al Panathinaikos de Ferenc Puskas. Así pues, el Ajax se convirtía en el segundo equipo de su país en llegar a lo más alto del continente, tras lo alcanzado por el Feyenoord una temporada atrás. De esta manera el equipo conducido por Rinus Michels (último año en el club) conquistaría la primera Liga de Campeones de las tres en fila que obtendría. Los tantos de la final los anotaron Dick van Dijk y Arie Haan.

Liga de Campeones 1978
Liverpool-Brujas (1-0)
El primer bicampeón inglés

El Liverpool había conquistado la competición en la temporada anterior, por lo que ante el Brujas querría convertirse en el primer club inglés en levantar la Liga de Campeones por segunda instancia consecutiva. Y lo logró ante un sorprendente equipo belga, que había eliminado al  Atlético de Madrid y a la Juventus. Sin embargo, en el partido decisivo apenas si estuvo en campo y fue el conjunto de Anfield el que llevó las riendas del encuentro. Así las cosas, un disparo de Kenny Dalglish -hasta hace poco entrenador Red- batió a Birger Jensen en el minuto 64 y otorgó la gloria continental a los británicos. La temporada para Dalglish no podría haber sido mejor, pues llegó para reemplazar a Kevin Keegan el verano anterior y vaya si lo hacía con éxito...

Alan Hansen, Kenny Dalglish y Graham Souness celebran la obtención de la Liga de Campeones con el Liverpool

Liga de Campeones 1992 Sampdoria-Barcelona (0-1)
El Barça conoce la gloria continental

Quedará en la historia por ser la última edición del torneo previo a la era de la UEFA Champions League. Por si fuera poco, además ha sido la última en jugarse junto a las dos torres gemelas que estaban al lado del viejo Estadio de Wembley. El Barcelona alcanzaba su primera Copa de Europa con el brillo de Michael Laudrup y Hristo Stoichkov, acompañados de un tal Josep Guardiola, entrenador del actual FC Barcelona. Parecido filosóficamente al Fútbol Total que desplegaba el Ajax de los '70 -no es casualidad, pues el entrenador era nada menos que Johan Cruyff-, superó a la Sampdoria de Attilio Lombardo, Gianluca Vialli y Roberto Mancini gracias al tanto del minuto 111 anotado por Ronald Koeman. Ese tiro libre ejecutado por el holandés significaría la primera de las cuatro Orejonas que hoy tiene el club catalán.

Koeman celebra su gol a la Sampdoria, el que le dio al Barcelona su primera Liga de Campeones

Champions League 2011 Barcelona - Manchester United (3-1)
Messi conduce el baile de la cantera

Ya en el nuevo estadio de Wembley, el Barcelona volvería a ser campeón de Europa. Xavi, Iniesta y Messi lideraron al equipo blaugrana contra el United de Ferguson, aunque fue Pedro el encargado de abrir la cuenta. El resultado de 3-1 (Rooney, Messi y Villa) fue contemplativo con los ingleses, puesto que los catalanes exhibieron todo su potencial y merecieron una victoria todavía más amplia. Fue el baile de la cantera: el once azulgrana estuvo plagado de hombres surgidos de la Masía y se llevó un triunfo histórico. Nadie quiso perderse la fiesta y hasta un intruso se metió al campo para enfundarle una bufanda al 10 blaugrana. Pep Guardiola ganaba así su segunda y última Orejona con el club español. Quedaban cada vez menos dudas de cuál era el mejor equipo del mundo y, tal vez, de la historia.

El Nuevo Estadio de Wembley acogió la final de 2011 entre Barcelona y Manchester United

Sigue a Nicolás De Marco en 

Artículos relacionados