thumbnail Hola,

El guardameta habló largo y tendido sobre la actualidad del conjunto blanco y su situación personal en un acto de la marca Adidas

Iker Casillas ha acudido este mediodía a un acto promocional de Adidas, marca que viste al Real Madrid y de la que es imagen el guardameta, donde ha presentado las que será sus nuevas botas. Allí, el de Móstoles ha puesto al día la actualidad blanca y, como era de esperar, ha hablado sobre la dura derrota de su equipo en Dortmund.

Antes de meterse ‘en faena’ con la Champions League, Casillas desgranó las ventajas de los nuevos productos de la marca germana que tendrá el gusto de utilizar: “Yo que no soy muy bueno con los pies, las botas ayudan a pegarla más fuerte. En mi caso sí me han ayudado mucho. A raíz de la lesión, también he tenido que modificar mis guantes”. También se desmarcó tomándose con sentido del humor su suplencia en el equipo: “Con estas botas en los últimos tiempos estoy jugando... bueno, más bien entrenando. Jugando no mucho…”.

Ya hablando de lo estrictamente deportivo, Casillas se pronunció sobre la derrota en Dortmund: “Ayer las sensaciones no fueron buenas. Caer 4-1 en unas semifinales es doloroso. Llegábamos muy bien, pero el BVB planteó muy bien el partido y fue justo vencedor. Es demasiada ventaja pero quedan noventa minutos y puede pasar de todo. Hay que morir en el campo, porque después puede haber una final de Champions”, comentó.

Iker Casillas, como capitán del equipo, quiso hacer un llamamiento a la afición para que acuda al Santiago Bernabéu en masa y anime sin descanso en busca de la remontada: “Mi mensaje a los aficionados es que tenemos una oportunidad más, estamos molestos y dolidos, comprendo a la gente que se fue sin cenar, a los que estuvieron en Alemania y que el equipo no le correspondió. Pero conozco a mis compañeros y estamos deseando que llegue el martes para demostrar que tenemos días buenos, además de los malos”, confesó.

El guardameta blanco no ha vuelto a jugar desde que cayera lesionado en Mestalla, aun así, confiesa que ya está entrenando con total normalidad, y a su vez, ha aprovechado para alabar a Diego López: “Estoy bien, estoy entrenando brillante, como tantas veces. Ahora mismo da igual Iker, hay uno que lo hace muy bien, que es Diego López y me alegro por él”.

Estar en el banquillo no es lo normal para Casillas, aunque desde allí se siente como uno más: “Es diferente el fútbol visto desde el banquillo; intentas hacer lo mismo, entrenar un poco más, arropar y aconsejar a los más jóvenes de la plantilla y esperar. La recompensa llegará algún día”, comentó con ilusión.

Después de analizar la semifinal contra el Borussia Dortmund y su situación personal, llegaron las preguntas sobre su relación con José Mourinho, a las que Casillas contestó con diplomacia: “¿Que si me voy si se queda Mourinho? Ahora mismo podría contestar. Pero quiero pensar en lo del martes. Lo que más me preocupa es el Real Madrid, no los nombres. No voy a dar ningún titular que esté por encima de otro. Por encima de Iker Casillas está el Real Madrid, son 22 años en el club y eso es lo que he aprendido”.

También quiso hacer un guiño a Vicente Del Bosque, que le ha mostrado su apoyo desde la lesión: “Le agradezco a Del Bosque sus palabras, me llenan y me alegran y me hacen esforzarme, porque para él tampoco es fácil decir que soy un mito”.

Tras ese halago al seleccionador nacional, Casillas volvió a ser preguntado por su relación con Mourinho: “¿Mi relación con Mou? Él no fue frío, fue honesto. En lo personal está claro que no tenemos la misma relación que en lo profesional, que es de respeto y cordialidad. Por encima de nosotros está el club”, reiteró el capitán.

Para acabar, el guardameta confesó sentirse arropado por todos sus compañeros: "No me ha decepcionado ninguno. Me han arropado todos, unos más y otros menos. Es un lema del vestuario y digo muy alto que no he sentido ningún maltrato de ninguno de ellos".

Artículos relacionados