thumbnail Hola,

El técnico de Setúbal viajó hasta la ciudad turca de Kayseri para espiar al Galatasaray

José Mourinho, entrenador del Real Madrid, viajó el domingo con su hijo hasta Turquía para ver al Galatasaray, próximo rival en Champions League de los blancos. Libreta en mano y bolígrafo. Así apareció Mourinho en el estadio del Kayserispor, en la ciudad turca de Kayseri.

Karanka, prudente

Se sentó en el palco junto a su hijo y el ex jugador Shota Arveladze, georgiano que militó en conjuntos como el Ajax o el Levante. Allí, in situ, pudo sacar algunas conclusiones y analizar con ojo clínico al Galatasaray. Entre sus notas se pudo vislumbrar que el técnico del Real Madrid ha descubierto las principales virtudes del equipo turco y, además, observó carencias y virtudes en algunos jugadores del equipo de Estambul.

Precisamente pudo ver cómo Wesley Sneijder seguía liderando a un conjunto muy peligroso. Ayudado de excelentes jugadores como Yilmaz, Inan o Riera, el holandés se erige como la estrella de un equipo en considerable ascenso. En los 61 minutos que estuvo en el terreno de juego repartió pases en corto y largo, desplegó su rapidez y fugacidad por el terreno de juego y disparó dos veces a puerta; una de ellas fue gol. Sneijder fue pupilo de José Mourinho en el Inter de Milán.

Un jugador al que el portugués admira mucho es el costamarfileño Didier Drogba, que también fue pupilo suyo en el Chelsea. Un jugador que llegó en el mercado invernal a Turquía después de su desafortunada aventura en China. El propio Mourinho reconoce en una entrevista para Hurryet, que el africano “ya no rinde como antes, no está en su mejor momento físico”.

Sin embargo, Mou no se fía. "El Galatasaray es muy potente y tiene muchísima calidad. Sneijder está mejor, en un gran momento, como le conocemos". Por eso piensa que la eliminatoria no será un paseo para el Real Madrid.

Artículos relacionados