thumbnail Hola,

El defensor rossonero convirtió su mano en una perfecta asistencia para que anotara el ghanés

El Milan se adelantó en San Siro gracias al gol de Kevin Prince Boateng. Sin embargo, el remate del ghanés vino tras una clara mano de Cristian Zapata.

El Milan sacó una falta que acabó con disparo de Montolivo. El disparo del centrocampista rossonero topó en Zapata, dejando el balón muerto para que Boateng anotara. Tras unos segundos de duda, el colegiado señaló el gol.

En la repetición queda claro que la mano existe. Aunque sea involuntaria, pues ningún jugador querría obstruir un disparo de un compañero, la acción favorece al Milan claramente pues deja el balón muy favorable para que Boateng dispare.

Artículos relacionados