thumbnail Hola,

El colegiado alemán no tuvo una influencia importante en el desarrollo del juego, si bien ambos equipos reclamaron

La ida de octavos de final de la Champions League entre Real Madrid y Manchester United nos dejó un partido muy correcto por parte del colegiado Brych.

En la primera mitad, el Real Madrid pidió penalti sobre Ángel Di María por una carga de Phil Jones dentro del área. Si bien la carga es excesiva, parece entrar dentro de la legalidad y el colegiado hizo bien en no señalar la pena máxima.

El Manchester United tiene motivos también para la queja. En la segunda mitad, una rápida transición inglesa acabó con un pase al espacio a Welbeck. Raphael Varane se cruzó y el delantero inglés cayó al suelo. En la repetición quedan dudas sobre si la jugada es o no punible pero en caso de serlo, Varane debería haber sido expulsado.

Artículos relacionados