thumbnail Hola,

“Sería más fácil para Ronaldo tener éxito en el Barcelona” revela en exclusiva su mentor, Aurelio Pereira

Ronaldo y Nani, forjados en el Sporting y compañeros en el ManU y la selección, se ven las caras en Champions. Su descubridor desgrana en Goal.com las claves de este reencuentro

EXCLUSIVA

Lleva más de 43 años al servicio del Sporting de Lisboa como ojeador, siendo hace más de veinte años uno de los padres de su actual y fructífera academia de jóvenes, así como de su programa de ojeadores. Y en su currículum aparecen nombres como Paulo Futre, Luis Figo, Joao Moutinho, Simao Sabrosa, y también los Cristiano Ronaldo y Nani, que este miércoles se enfrentan entre sí defendiendo los intereses de Real Madrid y Manchester United. “De los jugadores jóvenes me fijo básicamente en cómo tratan el balón, la técnica, y las cualidades físicas. También en el sentido táctico del juego” dice en exclusiva para Goal.com aportando cierto tono de normalidad a la conversación. Pero pese a su condescendencia, no queda duda de que Aurelio Pereira [1 de octubre de 1947, Portugal] tiene un ojo especial para descubrir y pulir talentos. Y ahí están el ‘7’ blanco y el ‘17’ rojo, otrora defensores de dos mismos escudos, forjados en una misma familia, compañeros en la selección lusa, y que serán dos inmejorables focos de atención en un cruce de octavos de final de Champions League “que todos quieren ver” (Mourinho dixit).

De entre sus mayores talentos descubiertos, Aurelio se ve incapaz de decantarse por uno solo. “Futre, Figo, Ronaldo, Nani… todos ellos cuando eran jóvenes, tenían diferentes características, pero grandes cualidades. Era importante su temperamento, esa cualidad de influir en el juego. ¡Me siento orgulloso de todos! Todos han sido grandes figuras del fútbol europeo, con dos Balón de Oro y un Balón de Plata”, recordando la anécdota con Futre. “Él no lo ganó porque un periodista portugués no votó por él. Ya ves que somos muy imparciales” rememora con una contagiosa risa. El ex del Atlético fue el Balón de Plata. Figo y Ronaldo, los de oro.
RONALDO FICHÓ POR EL SPORTING DESDE EL NACIONAL MADEIRA PARA COMPENSAR UNA DEUDA DE 25.000 €
"Todos los otros niños más mayores en el Sporting sentían que Ronaldo estaba allí, que era un jugador diferente, alguien extraordinario".

Aurelio Pereira

“El talento de Cristiano Ronaldo con 11 años a la hora de tratar la pelota era fantástico, su predisposición era indiscutible, y sobre todo su temperamento y voluntad era lo que más destacaba” recuerda en exclusiva para Goal.com Aurelio Pereira del hoy ‘7’ del Real Madrid cuando lo fichó para el Sporting, seguramente el mayor talento de todos los que han pasado por sus manos, aunque no acepte reconocerlo. “Todos los otros niños más mayores en el Sporting sentían que Ronaldo estaba allí, que era un jugador diferente, alguien extraordinario. En seguida se vio que ganamos con el trueque” explica. Y es que aquel traspaso de Cristiano en 1996 vino motivado por una deuda. El Nacional de Madeira se había hecho con los servicios de un jugador llamado Franco, y le debía 25.000 euros al Sporting de Lisboa. “Nos propusieron a jugadores para acabar con la deuda” recuerda Pereira. Entre ellos, Ronaldo.

“Tenía información de una persona de mi confianza, así que acepté que viniera a entrenar con nosotros. Le vi un par de días y le propuse su fichaje a la dirección directiva. Afortunadamente en buena hora”. En agosto del 2003, siete años después, su traspaso al Manchester United para suplir la baja de David Beckham (al mismo Real Madrid), dejó casi 18 millones de euros en las arcas del Sporting de Lisboa cuando apenas tenía 18 años. “El Manchester vino a jugar un partido de inauguración del nuevo estadio del Sporting, el José Alvalade [el 6 de agosto] y se quedaron maravillados con Ronaldo. Ferguson estaba sorprendido, y los propios jugadores del Manchester le dijeron que lo fichara”. Una semana después se cerró su traspaso. Cinco años y medio más tarde, Cristiano se proclamaría Balón de Oro de la mano del propio Ferguson, del que siempre ha dicho que fue como un padre para él, y al que se medirá este miércoles por segunda vez en su carrera.

“Ferguson es tan importante para Cristiano porque fue clave en su integración” desvela Aurelio Pereira. “Una de las cosas más importantes de un entrenador tiene que ser saber integrar a sus jugadores en un club y un equipo. Es el factor difícil, y más un chico joven de Portugal que se marcha a Inglaterra. Puede marcarte para el resto de tu carrera, puede frustrarte”. No fue el caso de Ronaldo, quien a día de hoy es uno de los mejores jugadores del mundo, con decenas de galardones individuales y colectivos a sus espaldas, futbolista franquicia de un club grande entre los grandes como el Real Madrid, y con el histórico récord del traspaso más caro del fútbol (96 millones de euros).

RONALDO, MESSI Y EL BALÓN DE ORO
"Habría que ver qué pasaba si Messi pasase a jugar en el Real Madrid, y Ronaldo al Barcelona. Y sería más fácil para Ronaldo tener éxito en el Barcelona que Messi en el Real Madrid. En el Barcelona hay un modelo de juego adaptado a Messi que no lo tiene el Real”
“Ahora es un jugador más físico, más atleta que cuando salió del Sporting. Creo que su voluntad de entrenar siempre fuerte, su profesionalidad, le han cambiado su juego. Ya cambió a su paso por Manchester y tiene influencias del fútbol inglés y el español, en lo técnico y en lo físico. ¿Si puede mejorar más? Lo más importante es mantenerse. Es mucho más difícil estar tantos años en la élite que mejorar sólo un poquito” explica Aurelio Pereira, con la experiencia que le dan tantos años al mando de jóvenes talentos por bandera. “Mira a Figo, con una carrera muy larga y siempre a muy alto nivel. Ronaldo seguirá sus pasos”.

Irónicamente, al igual que le sucediera a Figo, de momento Cristiano Ronaldo no ha podido conseguir su segundo Balón de Oro, pese a las muchas voces que lo pedían para él en este año 2012. "Estos premios, desde el momento en que un jugador lo gana la primera vez, ya es suficiente, es el reconocimiento de un jugador a otro. Después tienes todos los intereses comerciales, al igual que otras cosas que ya no voy discutir. Además, el Balón de Oro debe ser un premio por temporada. Estamos siempre en esta guerra Ronaldo-Messi y Messi-Ronaldo. Habría que ver entonces qué pasaba si Messi pasase a jugar en el Real Madrid, y Ronaldo al Barcelona. No sé lo que iba a pasar. Pero teóricamente sería más fácil para Ronaldo tener éxito en el Barcelona que Messi en el Real Madrid. En el Barcelona hay un modelo de juego adaptado a Messi que no lo tiene el Real”.
"El entrenador del Barcelona se va, pero todo está allí. Si el técnico del R.Madrid se va, no queda nada allí"

No sería sin embargo Messi quien amargaría a Cristiano Ronaldo en la entrega de los premios de la UEFA al Mejor Jugador de la temporada 2012, sino que sería Iniesta, el ganador. Apenas unos días después, el ‘7’ blanco se plantaba en el despacho de Florentino Pérez para transmitirle su ‘tristeza’. Algo que parece haber remitido en los últimos meses, pero que sin embargo dejó el poso de la duda sobre su continuidad en Concha Espina la próxima campaña. "Ronaldo, por encima de todo, es muy exigente consigo mismo y con los demás que lo acompañan. Evidentemente, él vive en torno al equipo, al club, y el Real Madrid es un club que no es fácil. El Real Madrid no puede sentarse a la sombra, en el segundo lugar, siendo sometido por el Barcelona. No es así, nunca lo fue y nunca lo será. El Barcelona puede estar 8 ó 9 años sin ganar nada, sin ser campeón de España y conseguir dar la vuelta a esa situación. No sé si el Real Madrid tiene la capacidad de dar una vuelta a sí mismo, y entonces saber quiénes somos, cómo estamos jugando, cómo va a ser esto en un futuro… Una gran diferencia entre el Real Madrid y el Barcelona, en mi opinión, es que el Barcelona tiene esta capacidad. El entrenador del Barcelona se va, pero todo está allí. El entrenador del Real Madrid se va, y no hay nada allí. Y el Real Madrid tiene que ver esto como una autocrítica, tiene que preguntarse "¿quiénes somos?", "¿hacia dónde vamos?" y “¿qué tenemos que hacer?".

Preguntas para las que no cabe una respuesta aceptando voluntariamente la marcha de un Ronaldo que es el mejor clavo al que se puede agarrar el Real Madrid. Pese a que pareciera abrirse una brecha en septiembre. Con el madridismo, que no con Aurelio Pereira, pese a que faltara al homenaje que le brindó el Sporting de Lisboa apenas unos días después de aquella reunión y del partido ante el Granada en el Santiago Bernabéu. "Yo sabía que no estaría. Nosotros somos amigos. Estuve con Ronaldo en su casa, fui a ver un partido del Real Madrid. Si no vino es porque no podía. Y punto final. Nuestra amistad está por encima de eso. Hablamos regularmente y no había motivo para molestarse por su ausencia”.

Quien tampoco estuvo en aquel emotivo homenaje fue Nani, otro de los grandes descubrimientos de Aurelio Pereira, uno de sus preferidos además, y uno de los ases a seguir en el partido de este miércoles en el Santiago Bernabéu. “Nani ya había estado con nosotros y estaba en un club que tenía muy buenas relaciones con nosotros, el Real Sport Clube Massama, intercambiábamos jugadores, así que tenía posibilidades de llegar. Mejoró su físico, creció y se convirtió en un jugador de referencia para nosotros gracias a un proceso de acompañamiento. Tuvo una infancia difícil”. Muy difícil, a decir verdad.

EL HOMENAJE A AURELIO PEREIRA
"Ya sabía que no estaría Ronaldo. Nosotros somos amigos. Si no vino es porque no podía. Y punto final. Nuestra amistad está por encima de eso"
Nació en Cabo Verde, su familia se trasladó a la localidad lusa de Amadora cuando Nani era aún un bebé, el más pequeño de nueve hermanos. Pronto su padre regresó a Cabo Verde en busca de mejor vida, y su madre haría lo propio, marchando hacia Holanda. El hoy ‘diablo rojo’ se quedaba con sus hermanos y su tía Antonia Almeida, dejado en no las mejores condiciones ni el mejor entorno social, a las manos de un destino cruel contra el que supo luchar, agarrándose con fuerza a un fútbol que, en su caso, le dio la vida.

“De pequeño, Nani tenía un trato por la bola fantástico, habilidad con las dos piernas, era rápido, muy bueno en el último pase, dinámico, inteligente y con una personalidad muy fuerte. Ya cuando era pequeño, se veía que era un jugador que tendría una gran carrera” rememora Aurelio Pereira, visiblemente satisfecho por el devenir de ‘su’ Luis Carlos, que es como se llama en realidad el jugador del Manchester United. Club que, al igual que sucedió con Cristiano Ronaldo, quedó prendado de su fútbol cuando le vio jugando en el Sporting de Lisboa. “Allí tuvo una gran integración y un muy buen proceso de crecimiento”.

¿Quién de los dos, Ronaldo o Nani, era mejor de pequeño durante su estancia en Lisboa? Aurelio Pereira tiene la respuesta. “Ronaldo llegó más rápido, y Nani fue creciendo. Ronaldo era más irreverente, más desarrollado, fue más precoz” evalúa el que fuera su mentor. Claro que el pasado no tiene nada que ver con lo que pueda suceder el miércoles en el Santiago Bernabéu, ni siquiera el cariño que se puedan profesar el uno por el otro, o el respeto de Cristiano hacia los que fueran sus compañeros. “No le afectará, seguro. Está en su casa, en la Liga de Campeones. Va a darlo todo por el Real Madrid, como siempre ha hecho hasta ahora. Mourinho y Cristiano Ronaldo quieren ganar la Liga de Campeones con el Real Madrid, eso es lo importante para ellos” apunta Aurelio Pereira, que dice no poder levantar un pronóstico entre sus dos pupilos. Como un padre que debe elegir entre sus dos hijos. “¡Que gane el mejor!”.


Nani nació en Cabo Verde. Es el menor de nueve hermanos. Su familia se trasladó a Amadora cuando era un bebé. Pronto su padre volvería a África, con su madre marchando a Holanda

Artículos relacionados