thumbnail Hola,

El delantero argentino ingresó en el segundo tiempo y, tras fallar un mano a mano, debió abandonar el campo por un dolor en la rodilla izquierda. Máxima preocupación

La preocupación del Benfica fue notoria cuando Tito Vilanova sacó a su estrella al campo de juego. Faltaban 30 minutos para que termine el encuentro entre el Barcelona y el equipo portugués, cuando el entrenador azulgrana decidió colocar en cancha a Lionel Messi. La preocupación cambio de bando cuando el número 10 cayó en el área tras desperdiciar un mano a mano.

Las alarmas se encendieron en el recinto catalán. Frustrado, el estadio observó cómo el goleador argentino se tomaba la cabeza y se retiraba del campo lesionado. Un fuerte dolor en la rodilla izquierda impidió que el ariete rosarino pudiera seguir disputando el encuentro, que le servía nada más que para empatar a Gerd Müller como máximo anotador histórico en un año calendario.

La televisión mostró la imagen menos deseada para cualquier hincha del Barcelona. En realidad, para cualquier amante del buen fútbol. Se trata nada menos que de la lesión del mejor jugador del planeta, quien probablemente consiga su cuarto Balón de Oro en fila el próximo 7 de enero.

El golpe se produjo en una acción que pudo tener otro final. En condiciones normales, la jugada terminaba con Messi empatando el record del alemán. Sin embargo, el destino o quién fuera quiso otra cosa. Leo intentó eludir a Artur, portero del Benfica, y éste chocó con él involuntariamente. Sin demasiado ángulo, el astro sudamericano remató a puerta pero sin suerte. Artur tomó el balón y Messi cayó tomándose la rodilla.

Las imágenes de la televisión mostraban el sufrimiento del delantero, que debió ser retirado en camilla del campo de juego.

El partido, válido por la última jornada de la Fase de Grupos de la Champions League, acabó sin goles. Un empate que no cambia la ecuación del Barcelona, que terminaría primero del Grupo G incluso perdiendo. Lo que nadie imaginó era que podía perder a su carta más fuerte. En el Camp Nou, la preocupación es máxima.

Artículos relacionados