thumbnail Hola,

El técnico portugués se mostró en todo momento contrario a las decisiones del árbitro del partido, el italiano Gianluca Rocchi

Durante el Manchester City-Real Madrid, correspondiente a la quinta jornada de la Liga de Campeones, el entrenador del conjunto blanco se mostró varias veces mosqueado con el árbitro del encuentro, el italiano Gianluigi Rocchi. 

José Mourinho no estaba de acuerdo por varias decisiones del colegiado italiano. Por ejemplo, con la decisión de pitar penalti para el equipo entrenado por Roberto Mancini. Este penalti supuso la segunda tarjeta amarilla para Álvaro Arbeloa y el gol del empate "citizen", obra de Kun Agüero. El propio jugador argentino fue protagonista de la pena máxima, en la que parece hacer todo lo posible por caer.

Otra de las decisiones del árbitro discutidas por Mourinho fue a la hora del descuento, tras añadir cinco minutos a los noventa reglamentarios. Finalmente, también se le vio irritado con Rocchi por las continuas faltas que recibía su pupilo Cristiano Ronaldo, exigiendo más protección para su estrella.

El partido ha finalizado con empate a uno, con lo que el Real Madrid pasará a la siguiente fase como segundo de grupo. Por su parte, el Manchester City sigue último con tres puntos, con posibilidades de clasificarse para la Europa League.

Artículos relacionados