thumbnail Hola,

Ha sido expulsado sólo seis veces en los últimos diez años, y dos de ellas fueron en el derbi de Manchester. En el Real Madrid lleva sin ver una roja desde hace casi tres años

El Real Madrid visita este miércoles el Etihad Stadium para enfrentarse al Manchester City en la quinta jornada de la fase de grupos de la Champions League. Un estadio donde hay bastantes jugadores madridistas que ya saben lo que es jugar ahí: los Álvaro Arbeloa y Xabi Alonso con el Liverpool, los Ricardo Carvalho y Michael Essien con el Chelsea, Luka Modric con el Tottenham, e incluso José Mourinho también con el Chelsea, donde por cierto sufrió su primera derrota como entrenador blue (1-0).

Aunque de todos ellos, el futbolista merengue que peor recuerdo tendrá del Etihad Stadium será seguro un Cristiano Ronaldo que, militando en el United, jugó hasta once derbis de Manchester contra el City. Y no será precisamente por el balance de resultados, pues ganó ocho derbis y sólo perdió tres, marcando además cuatro goles en esos partidos. Nueve victorias y cinco goles en el balance particular si se cuenta también el partido con el Real Madrid de este pasado mes de septiembre en el Santiago Bernabéu.

Sin embargo, entre todas esas victorias y goles de Cristiano Ronaldo ante el Manchester City destaca sobremanera las dos expulsiones que el luso sufrió jugando precisamente ante los citizens. En toda su carrera desde que llegó a Manchester, hace ahora diez temporadas, el luso ha visto la tarjeta roja en tan sólo seis ocasiones, cuatro con el United (Aston Villa, Portsmouth, City) y otras dos con el Real Madrid (Almería y Málaga), la última hace ya 34 meses. Y dos de esas seis expulsiones (33%) fueron precisamente en el mismo Etihad Stadium donde tiene que jugar este miércoles.

La primera de esas dos fue en la temporada 2005-06, en el derbi de la jornada 22 disputado en el feudo citizen y, con el marcador 2-0 en contra, Cristiano Ronaldo realizó una dura entrada a ras de suelo rondando el minuto 66 de partido. No llegó a tocar al rival, pero el gesto en sí le hizo ver la tarjeta roja directa en un partido que al final terminó con un 3-1 a favor del Manchester City.

La siguiente expulsión en el Etihad Stadium, también con el Manchester United, fue en la temporada 2008-09. Esta vez, por doble amarilla. La segunda, ciertamente evitable. Y es que, rondando el minuto 68 y con 0-1 ya en el marcador, Ronaldo tocó el balón con las manos después de escuchar un pitido desde la grada. Howard Webb no cedió y acabó mostrándole el camino de los vestuarios.

Fueron dos partidos de infausto recuerdo para Cristiano Ronaldo, que todavía tuvo otra mala experiencia más en un partido contra el Manchester City, aunque no fuera ya en el Etihad Stadium. Y es que uno de los últimos y definitivos roces que tuvo con sir Alex Ferguson antes de dejar el United para recalar en el Real Madrid se produjo en un partido ante los citizens. Concretamente, porque el técnico escocés sustituyó a Ronaldo cuando el luso se estaba jugando el premio al máximo goleador de la Premier en las últimas jornadas. Algo que no sentó nada bien al ‘7’ entonces red, que se marchó a los vestuarios directamente sin saludar ni al compañero que le sustituía ni a su propio técnico. Fue la disputa definitiva antes de abandonar Manchester, ciudad a la que regresa este miércoles, aunque no para jugar de nuevo en Old Trafford, sino para regresar al Etihad Stadium, un feudo y un día para enterrar todos los malos recuerdos.

Artículos relacionados