thumbnail Hola,

El equipo blanco tiene mucho que aprender del partido disputado en Madrid. La contundencia defensiva, seguridad en balones aéreos, y vigilancia de los contraataques, entre otros

El Real Madrid visita al Manchester City este miércoles en el Etihad Stadium después de haber jugado ya en el Santiago Bernabéu en la jornada inaugural de la fase de grupos de esta Champions League. Un partido el disputado en la capital española donde el Real Madrid llevó el peso de la creación del juego durante prácticamente todo el partido ante un Manchester City incapaz de enlazar jugadas de ataque hasta el minuto 70, cuando Edin Dzeko materializó un contraataque llevado por Yaya Touré. Ahí ya sí se descontroló el partido con los goles de Marcelo, Kolarov de falta directa, y los postreros de Karim Benzema y Cristiano Ronaldo.

Los tres puntos cayeron del lado merengue, en lo que fue la mejor recompensa posible después del ahínco mostrado durante noventa minutos. Sin embargo, a escasas horas del partido en el City of Manchester, son otros aspectos los que toman relieve ya, como por ejemplo la forma de parar a las estrellas del conjunto citizen: los Tévez, Balotelli, Dzeko, Agüero y compañía. Y he aquí algunas de las claves para ello después de la experiencia del primer partido en la capital española:

1. CONTUNDENCIA DEFENSIVA
Con una zaga formada por Arbeloa-Varane-Pepe-Marcelo, el Real Madrid apenas pasó apuros en el partido en el Santiago Bernabéu. Principalmente, por la presión en el centro del campo que provocaba constantes pérdidas del conjunto inglés, y pases a los delanteros en no las mejores condiciones. La defensa merengue supo entenderlo bien y se anticipó bien a los Tévez, Nasri y Silva. Sin embargo, donde quizás sí que pecara fue en la contundencia defensiva. Mismamente en la jugada del primer gol, nacida a raíz de un balón dividido mal resuelto por Pepe. Maquillados los problemas de convivencia con Sergio Ramos, es de suponer que José Mourinho apostará por el de Camas como central, ganando así en fuerza, presión y presencia comparado con Raphael Varane. Algo muy necesario cuando enfrente hay jugadores fantasiosos e imprevisibles como Balotelli y Agüero –que no jugaron en Madrid-, y otros como Tévez o Dzeko a los que está demostrado que les hace falta media ocasión para marcar gol.



2. SEGURIDAD EN LOS BALONES AÉREOS
Es uno de los puntos negros de este Real Madrid de José Mourinho, y un mal endémico del equipo blanco desde tiempos inmemoriales. En el doble encuentro ante el Borussia Dortmund se supo desenvolver a la perfección, y ante el Manchester City tiene otro reto de altura. Y es que el equipo inglés cuenta con jugadores de envergadura como Yaya Touré, Mario Balotelli o Edin Dzeko que pueden poner en problemas a la zaga madridista. Una defensa que tampoco está acostumbrada a jugar contra equipos con ese estilo inglés de constantes balones al delantero de referencia, por bajo pero sobre todo por alto. En el partido en el Santiago Bernabéu, Kolarov ya sacó rédito de la inseguridad del Real Madrid en la defensa de los balones parados, y ahí reside buena parte de las opciones de victoria de ambos equipos este miércoles en el Etihad Stadium.





3. VIGILANCIA FIRME A LAS INCORPORACIONES DE LOS MEDIOS
En Madrid, el Manchester City formó con un trivote con Barry-Javi García-Yaya que apenas se preocupó por incorporarse al ataque. Sin embargo, es una de las señas de identidad de este equipo, y del fútbol inglés por extensión, con los Lampard, Ballack o Gerrard como algunos de los referentes más claros. No como el fútbol español, caracterizado quizás por un juego más de toque, más estático. Y entre los pupilos de Roberto Mancini se encuentra además Yaya Touré, un jugador que poco tiene que envidiar a los anteriores en esa suerte del fútbol, tal y como demostró en el Santiago Bernabéu, comandando el contraataque que terminó con el primer gol citizen. Era una de las pocas incorporaciones al ataque, pero no necesitó tampoco más. Lo que debería invitar a la defensa, pero sobre todo a los medios, del Real Madrid a vigilar muy de cerca todos esos contraataques e incorporaciones desde atrás a los que tan habituado está el Manchester City.


Artículos relacionados