thumbnail Hola,

El canario, no hace mucho objeto de deseo del madridismo, fue vitoreado por el coliseo blanco en el partido de la primera jornada, como sucediera este sábado con Fernando Llorente

El Real Madrid ganó este sábado al Athletic de Bilbao (5-1) en un partido donde, además del partidazo de Karim Benzema, destacó el recibimiento que el Santiago Bernabéu le brindó a Fernando Llorente. Ya fuera por su papel en la selección española campeona del mundo y de Europa, o ya fuera porque es uno de los jugadores más deseados por el madridismo, máxime cuando termina contrato este verano. Pero lo cierto es que cuando el navarro saltó a calentar, el público del coliseo blanco le acogió con aplausos, e incluso coreando su nombre. Algo que se repitió alguna otra vez durante la segunda parte, ya con el ariete rojiblanco sobre el campo.

Una situación inusual, sobre todo en un estadio frío como el Santiago Bernabéu, pero que sin embargo no es la primera vez que sucede siquiera esta misma temporada. Y es que igual que el madridismo rindió tributo a Fernando Llorente este fin de semana, también hizo lo propio con David Silva en el partido de la primera jornada de Champions League entre el Real Madrid y el Manchester City, que vuelven a enfrentarse este miércoles en el Etihad Stadium.

El aficionado blanco tiene muy claras sus prioridades, y le gustan los ‘tocones’ como Silva, jugadores españoles también como Llorente, que saben bien lo que es el Real Madrid y no necesitan periodo de adaptación. Ya quedó claro en varias encuestas realizadas durante los últimos tiempos por varios medios de comunicación, y así lo demuestra con ovaciones como la que les rindió a estos dos jugadores en la presente temporada.

Algo que indefectiblemente deja huella. Y es que el Santiago Bernabéu no le abre las puertas de par en par a cualquier jugador, no le demuestra semejante cariño a todo futbolista que pasa por el coliseo blanco. Y así lo explicaba David Silva en los micrófonos de Radio Marca este mismo lunes: “Que te aplaudan en un campo como el Bernabéu es muy bonito, por eso estoy muy agradecido a la afición del Madrid".

Del futuro nada habló el canario. Sólo del presente más inmediato, del partido que este próximo miércoles le enfrenta a un Real Madrid en el que es vox populi que pudo recalar hace dos temporadas. Entonces, con José Mourinho ya como entrenador, el club blanco se decidió por Mesut Ozil. Dicen que porque Silva le recordaba al virtuosismo del Barcelona. Y es en partidos como éstos, cara a cara, donde mejor se puede medir el acierto de semejantes decisiones.

Artículos relacionados