thumbnail Hola,

Hace 14 años en una semifinal de Champions Real Madrid - Borussia Dortmund la portería del fondo sur se vino abajo. Después llegó la 7ª orejona a la casa blanca

Era un miércoles 1 de abril de 1998. Ida de las semifinales de la Champions League. El Real Madrid se enfrentaba en el estadio Santiago Bernabeu al Borussia Dortmund por un puesto en la final de la Liga de Campeones. Justo antes del pitido inicial la portería del fondo sur se venía abajo por el ímpetu de unos Ultras Sur que no veían a su equipo en una final de Champions League desde 1981.

Tras romperse el marco de la portería los jugadores volvieron a los vestuarios donde esperaban una solución en principio sencilla, suplir la portería por una que estuviese en buenas condiciones. Esta solución finalmente no sería tan sencilla como podía parecer en un principio y esque el Real Madrid carecía de porterías de repuesto dentro del propio estadio.

En aquel momento, ante el nerviosismo de la gente y la presión de los alemanes por suspender el partido apareció un héroe. Él era nada más y nada menos que Agustín Herrerín, el actualmente delegado del Real Madrid, quién decidió ir a buscar la portería a la Ciudad Deportiva, la cual se encontraba a dos kilómetros de distancia. Los problemas no dejaban de sucederse y es que cuando Herrerín llegó a la Ciudad Deportiva está estaba vacía y cerrada.

Herrerín saltó la valla y salvó la situación convenciendo (por 85.000 de las antiguas pesetas) a un camionero ,que en esos momentos se encontraba cenando, de que le ayudase a llevar la portería hasta el estadio.

Una vez llegaron al estadio con la portería en un camión se presentó el último escollo que quedaría para el inicio del partido y es que la portería no cabía por uno de los vomitorios con lo que tuvieron que llevar a cabo un puzzle hasta conseguir hacer llegar el marco al césped del Santiago Bernabeu.

Finalmente el árbitro del partido, el holandés Van der Ende, esperó pacientemente a la colocación de la portería y cuando esta estuvo lista a eso de las 22:01 dió cominezo al encuentro, un encuentro que a posteriori traería consigo una final de Champions League contra la Juventus que se convertiría en la séptima orejona para el Real Madrid.

Mañana, catorce años después de hazaña de Herrerín el Borussia Dortmund vuelve al Santiago Bernabeu, jugándose el primer puesto del grupo frente a un Real Madrid al que sólo le vale la victoria, esperemos que esta vez las porterías no sean ningún problema para la disputa del encuentro.

Artículos relacionados