thumbnail Hola,

El mediocentro fue expulsado ante el Benfica por reaccionar de mala manera en una acción que no venía al caso. Había sido expulsado una vez antes, pero nunca con roja directa

Siempre hay una primera vez. Pero, en el caso de Sergio Busquets, seguro que no la recordará con demasiada alegría por lo que ha sucedido este martes en Lisboa. El mediocentro del Barcelona ha visto su primera expulsión con roja directa, tras haber entrado al trapo en una acción con Maxi Pereira que no venía al caso, y cuando los culés ya tenían prácticamente cerrado el partido a su favor (0-2).

Todo iba bien hasta ese momento para Busquets. Pero el mediocentro no pudo controlarse en una acción determinada, cuando un balón se le fue largo y él vio venir de frente a Maxi Pereira. El uruguayo se le metió justo delante y el jugador catalán levantó innecesariamente la rodilla, golpeando al rival. El árbitro Cakir, que estaba prácticamente al lado de la acción, no lo dudó y mostró la tarjeta roja al culé.

Busquets ya había sido expulsado en una oportunidad (en la victoria del Barcelona ante Real Madrid del curso 2009/2010, aquel 1-0 con gol de Zlatan Ibrahimovic), pero en aquella ocasión fue por doble amonestación. La primera vez (en cuanto a la cartulina roja) llegó en Champions, ante el Benfica.

Artículos relacionados