thumbnail Hola,

El luso asegura que no prepara una revolución en el once inicial, porque no quiere dejar a nadie señalado. Equipara la Liga a la Champions League

José Mourinho compareció en rueda de prensa para dar un paso atrás después de haber dejado señalados a sus jugadores por el partido en Sevilla. El luso quiso reconciliarse públicamente con sus jugadores, con los que dijo que mantenía una relación “inmejorable”. Asimismo, aseguró no estar pensando en una revolución en la alineación de cara al partido ante el Manchester City, para que nadie quede señalado.

"No me planteo una revolución en el once. Nada muy diferente ni nada que pretenda señalar a algún jugador que pueda estar en no muy buenas condiciones. Es la que pienso será la mejor alineación para ganar un partido muy difícil, con jugadores de primer nivel" explicó el técnico merengue, que descartó de lleno que a día de hoy el Real Madrid esté priorizando la Champions a la Liga.

"La Champions me motiva tanto como la Liga. El City tanto como el Getafe. La Champions tanto como cualquier otro partido. La motivación es algo intrínseco a mi trabajo, y pienso que al de todos. Si no es así es porque algo está mal, estás confundido y tienes que clarificar cosas en tu cabeza y tus prioridades y tus principios de vida. La motivación tiene que estar siempre" espetó, dejando quizás un recado a sus jugadores para que no vuelvan a despistarse en ningún partido más. De hecho, su leitmotiv es claro: “Nadie me presiona. Ya lo hago yo”.

"¿La reacción del Bernabéu? Nosotros a este nivel, entrenadores y jugadores, todos hemos ganado cosas, tenido éxito, tenemos una situación de estabilidad profesional y económica, creo que no debemos ni estar preocupados con la gente ni deberemos estar esperando la reacción de la gente para estar más o menos motivados o presionados. Debemos ser los primeros y los únicos en meternos presión. A mí nadie me presiona ni me motiva, porque yo soy el primero en hacerlo. A mí ninguna reacción sea de apoyo o de crítica me hará más fuerte, porque soy el primero que hago autocrítica, que no vivo bien cuando creo que no trabajo bien. Y los jugadores deberían hacer igual. No lo estamos haciendo bien, tenemos que hacer autocrítica, ser merecedores del estatus que tenemos".

Y partiendo de esa base, el técnico madridista está seguro de que ante el Manchester City se volverá a ver la mejor cara de su Real Madrid. "Mi convicción es que mañana tendremos equipo. Un equipo determinado, compacto, solidario, donde el equipo es lo más importante, donde todos quieren trabajar para todos, donde la gente va a estar a tope de sus principios personales, profesionales, afectivos. Vamos a estar a tope. Nos podrá faltar tranquilidad, confianza, autoestima, a lo mejor sí, porque no es fácil jugar contra un equipo como el City cuando vienes de un partido pésimo donde la gente no es estúpida y sabe que lo hicimos fatal. Pero al nivel de ambición y profesionalidad vamos a estar a tope. Me puedo equivocar, pero es mi sensación".

Relacionados