thumbnail Hola,

El 'padre futbolístico' del jugador afirma que la progresión del catalán seguirá in crescendo

Unai Emery, entrenador del Spartak de Moscú, rival del Barcelona en la Champions League, habló del club catalán y su actualidad días antes de enfrentarse.

Emery reconoció para la Cadena Cope que el partido en el Camp Nou ha de ser perfecto si aspiran a sacar algo positivo: "Empezar en el Camp Nou y contra un rival como el Barça en un estadio la dificultad se añade. La idea principal es que podamos discutir en un porcentaje la posesión del Barcelona y que tengamos capacidad para hacerles daño. El Spartak somos un equipo que tiene su historia en Rusia, tiene mucha afición joven. Y en cuanto aspecto de juego: continuidad de la temporada pasada y seguir construyendo, hemos fichado 4 jugadores para la nueva temporada. Vamos a hacer un bloque sólido".

Emery conoce muy bien a uno de los jugadores del Barcelona, Jordi Alba: "Un jugador necesita siempre un tiempo de adaptación y aclimatación. Pero Jordi Alba lo hace con mucha rapidez porque sus cualidades le dan esa ventaja: físicamente coge el tono y tiene pulido el estilo de juego del Barça: la idea de tener mucho recorrido en banda izquierda. Y está claro que irá a más, sé que todavía va a ir a más cuando se sienta más seguro en el equipo".

Sobre el trabajo de Tito Vilanova, Emery volvió a repetir que no dista tanto del sello que dejó Pep Guardiola en el club: "Veo una continuidad en el Barça de Vilanova con lo que estaba habiendo Guardiola. La idiosincrasia del Barcelona viene muy marcada de las categorías inferiores y eso lo remarca mucho hacia el primer equipo. Eso es la línea que no va a perder y la línea que sobresale más sobre el resto".

Artículos relacionados