thumbnail Hola,

Atraviesan su mejor momento personal, son jóvenes dispuestos a ganarse el foco más mediatico del planeta y no puede perder su oportunidad. Cinco promesas con ganas de Champions.

 José David López
Análisis Champions League
Síguele en

Que la actividad futbolística es constante y frenética, ha quedado perfectamente recalcada estos días veraniegos con la intensidad de la Eurocopa 2012, los diferentes torneos juveniles y la cita olímpica londinense. Pero mientras unos ejercían su internacionalidad en cualquier torneo planetario, otros, mucho más humildes, abrían las puertas a la llamada de la gran competición continental a nivel de clubes. Y es que a pesar del calor y de que los torneos ligueros no habían previsto ni siquiera sus calendarios, los clubes más modestos de Europa que a su vez ganaron sus respectivos campeonatos nacionales, empezaron un miércoles 3 de julio su odisea en la Champions League 2012-2013.

La aventura de los clubes menos afamados arrancó con las altas temperaturas y es que su cartel de ‘campeones’, no sirve para mucho en el panorama europeo, que obstaculiza su camino a la gloria con hasta un total de cuatro rondas previas a la fase de grupos oficial del torneo. Demasiados milagros necesarios como para que la heroica fuera, ya desde verano, la nota sorprendente de esta edición 2013 que tendrá como sede final Wembley. Hoy, arranca la última de esas fases previas y como era esperado, no hay ya ni rastro de aquellos que empezaron a defender la corona continental hace más de un mes y medio. Sin embargo, sí existe hueco para aquellos jugadores jóvenes o capacitados para un nivel superior, que aprovecharán esta ronda previa definitiva con la clara intención de hacerse notar en el mayor escenario mundial. Cracks que desean salir del anonimato y ganarse un sitio en la Champions League 2013.

Artem Dzyuba (Spartak Moscu): La cada vez más solvente economía del fútbol ruso, permite que progresen en su campeonato muchas de las jóvenes promesas que años atrás eran mal-vendidas a occidente. Uno de los que aprovecha esa opción actual es el ‘gigante’ Dzyuba, referente ofensivo del nuevo Spartak de Moscú de Emery y uno delos jugadores más singulares del escenario ex soviético actualmente. Una promesa que empieza a destacar como se esperaba gracias (tras ser cedido al Tom Tomsk) a su extraordinaria potencia física y proporciones, que lo habían situado ya como el referente ofensivo de la selección inferior. Tras situarse como una de las apariciones del año en el modesto club siberiano (marcó 10 goles y ofreció 8 asistencias), regresó al Spartak para no volver a moverse, pues por fin comprendieron que la mejor manera de aprovechar su corpulencia era jugar de espaldas, aprovechar su altura y proponerlo en acciones donde su zancada y potencia causaran problemas. Emery sí cuenta con él y es su primera opción de ataque, jugando por detrás de un punta de mayor velocidad.

DZYUBA: EL 'GIGANTE' OFENSIVO DE EMERY

Mohamed Salah (Basilea): La gran aparición de los últimos años en la selección de Egipto. La otrora dominadora y de mayor identidad dentro del fútbol africano, necesitaba un delantero de potencial tras perder a varios de sus referentes y la puesta en escena internacional de Salah, no ha podido dejar mejores previsiones para el futuro. Zurdo, suele jugar como punta referencial por sus buenos movimientos y remates, aunque también se adapta a cualquiera delos extremos. Sus últimos goles con la selección absoluta (lleva trece internacionalidades con ocho goles), le colocaron en la agenda de muchos clubes europeos aunque el más rápido en contratarlo fue un especialista en este tipo de exportaciones, el Basilea. Los suizos pagaron 2.5 millones hace solo unas semanas para sacarlo del fútbol egipcio, pues a sus 20 años, ya había explotado en el Arab Constractors. Fue una de las grandes sorpresas de los Juegos Olímpicos con tres goles. Hace unos días debutó con su nuevo equipo y sumando ya tres partidos, acumula un gol y tres asistencias por lo que estamos ante el nuevo ‘killer’ faraón.

SALAH: LA RACHA DEL NUEVO KILLER EGIPCIO

Alyaksandr Gutor (BATE Borisov): El fútbol bielorruso tiene asegurado su futuro a largo plazo en la portería, pues desde hace varios años se impone con claridad el joven guardameta del eterno campeón nacional. Desde que asomaba por las categorías inferiores, Gutor destacó sobremanera, situándose como proyecto de perla a explotar desde su país. El pasado año fue determinante en su progresión con una Eurocopa Sub 21 donde brilló sobremanera, abriéndole paso no solo en la titularidad de su club sino también en los torneos posteriores porque volvió a estar presente en Toulon y los Juegos Olímpicos de Londres 2012, demostrando porqué había sido elegido Jugador Bielorruso del 2011. Potete, rápido, sólido y con carácter. Acaba de llegar de la cita veraniega y ya se encuentra a pleno rendimiento para colocar a su BATE en la senda de la Champions League, el universo donde un guardameta de primer nivel nunca puede faltar.

GUTOR: EL MEJOR PORTERO DEL FUTURO EX-SOVIÉTICO

Bryan Oviedo (Copenhague): No es fácil encontrar aún en Europa jugadores de Costa Rica a un nivel tan alto, pero el fútbol escandinavo es el lugar perfecto para abrirles paso. Hasta allí llegó este carrilero izquierdo que como la gran mayoría de talentos en su país, se crio en las categorías inferiores del Deportivo Saprissa. Tal fue su impacto en el Mundial sub-20, que apenas pudo jugar en primera división de su país 7 partidos, pues el Copenhague llegó con 400.000 euros para contratarlo y poco después, cederlo para que tomara experiencia (Nordsjaelland). El pasado curso logró explotar hasta conseguir no sólo hacerse fijo en su equipo, sino debutar con la selección absoluta de Costa Rica. Carrilero, gran capacidad ofensiva, velocidad, resistencia y máxima intensidad que pretende debutar por fin en la Champions, ya que para cumplir ese sueño, ha rechazado ofertas desde la Premier hace solo unos días.

OVIEDO: CARRILERO POTENTE CON SABOR 'TICO'

Dennis Praet (Anderlecht): Es uno de los grandes ‘clásicos’ europeos que, debido a la debilidad competitiva de las últimas décadas, quedó en el ostracismo poco a poco. Pero no por ese bajón, el fútbol belga deja de producir estrellas y pese a que el Anderlecht tenga jugadores consolidados como Jovanovic, Mbokani o Biglia, el auténtico nuevo icono del futuro es el jovencísimo Praet. Llegó hace dos años del modesto Heverlee Lowen y a los pocos meses fue ascendido ya al primer equipo para ganar una experiencia que ahora lo están convirtiendo en la gran atracción de inicio de curso. Aún aparece con las categorías inferiores del club en torneos juveniles por toda Europa pero su eclosión en la Supercopa, donde demostró ser un jugador de banda rápido, desequilibrante, veloz y atrevido, no sólo le colocaron como estrella de ese partido (donde marcó un gol), sino que le han servido para pelear de igual a igual la titularidad a las estrellas de su equipo con apenas 18 añitos. Una de las atracciones del curso.

PRAET: EL NUEVO 'DIABLILLO' DE LA ESCUELA BELGA

Artículos relacionados