thumbnail Hola,
Opinión: La fiebre de sorteos después del Clásico (Por Alfonso Loaiza)

Opinión: La fiebre de sorteos después del Clásico (Por Alfonso Loaiza)

Ya quedó atrás la victoria del Barcelona contra el Real Madrid y ahora habrá que enfocarse en los bombos y las bolillas, tanto de Europa League, Champions League y Mundial de Sudáfrica 2010.

Por Alfonzo Loaiza.-

Los múltiples problemas que atraviesa España en las últimas fechas pasaron a un segundo plano durante noventa minutos, tiempo en el que estuvo rodando el balón sobre el césped del Camp Nou. Finalmente, el Barcelona se llevó el gato al agua en el clásico con un gol de Ibrahimovic.

Así termina noviembre, como indicativo de lo que nos viene encima: un diciembre de sorteos, que repartirá la suerte anual para los equipos de fútbol y a su vez la anestesia para los aficionados.

Diciembre es el mes de los sorteos, tanto para la vida cotidiana como para el mundo futbolístico, si bien nosotros ya nos hemos sacado nuestro billete de lotería de Navidad con anterioridad, los equipos de fútbol han conseguido echar sus nombres a las urnas de la suerte para seguir en las distintas competiciones.

Habrá muchos sorteos en estas fechas. Desde el de la Europa League, el de la Copa del Rey, hasta el de la Champions y el del Mundial de Sudáfrica. Unas rifas que marcarán el devenir de los equipos para un año apasionante.

Ojalá tengamos suerte, pero como casi nunca nos toca, y estamos destinados a la vida del estrés diario, nos queda nuestro refugio, nuestro analgésico preferido, nuestra anestesia más útil, el deporte rey: el fútbol, que no nos dará soluciones para nuestras vidas pero sí alegrías.

Diciembre es el mes de los sorteos que empezarán a marcar nuestro alivio (o inquietud) para los próximos meses de largo invierno con gripes y de primaveras de alergias. Por eso, el fútbol descansa en verano. Porque la playa, el calor, las piscinas, los bañadores, los bikinis nos calman y palian nuestra rutina.

El fútbol en particular es una especie de narcótico y calmante, una anestesia para todos aquellos que echamos con entusiasmo la quiniela semanal, compramos la lotería y que siempre terminamos encontrando la frustración.

Además para este verano habrá Mundial, y si todo sale bien con la Roja de Xavi, Iniesta, Casillas y compañía, estaremos anestesiados y contentos por mucho tiempo.

Los culés mientras tanto, irán al colegio y al curro con otra cara, con un rostro anestesiado gracias a ese gol de Zlatan Ibrahimovic. Los madridistas no tanto, pero ya miran con optimismo el sorteo de la Champions. En tanto, si juegan tan bien como el clásico, seguro que podrán estar en el bombo de los ocho mejores clubes continentales, plaza que se les reflejó esquiva desde hace cinco años. Es decir, un lustro sin la anestesia europea merodeando el Santiago Bernabéu, que este año concretamente albergará la final de la Champions.