thumbnail Hola,
Mundial 2010: El futuro de La Roja (Por Alfonso Loaiza)

Mundial 2010: El futuro de La Roja (Por Alfonso Loaiza)

Alfonso Loaiza analiza la Federación y el futuro de la Selección Española.

Por Alfonso Loaiza.-

El futuro de nuestra Selección está en buenas y venteañeras manos: Piqué, Busquets, Cesc, Mata y Capel tienen 21 años recién cumplidos. Silva y Ramos cuentan con tan sólo 23 primaveras y Albiol, Arbeloa y Cazorla con 24. Torres y Villa, pichichis de la Premier y de nuestra Liga, son una delantera para el próximo lustro. El capitán es Casillas y no llega a la treintena.Y los más veteranos dentro del grupo, Xavi y Puyol, tienen cuerda para rato. 

Ahora bien, nuestras selecciones inferiores nos habían acostumbrado a un rendimiento excelente en los torneos internacionales. De la noche a la mañana, todo ha cambiado.Tras las decepciones en el Europeo sub 19 y el sub 21, vino otra eliminación prematura, otro batacazo inesperado, esta vez en el Mundial sub 20, ése que molestaba en el calendario a todos, ante Italia a la que faltan sus estrellas: Balotelli, Santon y Paloschi, en octavos de final.

Nuestra felicidad nunca puede ser completa. La ambivalencia nos inunda.Cuando la Absoluta caía siempre a las primeras de cambio, nuestras selecciones inferiores salían victoriosas. Ahora que La Roja manda y mutila a los rivales con su fútbol embelesado y cautivador de Iniesta, Xavi y demás jugones que divisan el fútbol sublime, nuestras jóvenes promesas resbalan en los mismos vicios y defectos de nuestra selección de antaño. 

Los jugadores son de calidad consumada y experiencia dilatada: Asenjo, Ander Herrera, Parejo, Aarón, Fran Mérida... Pero se echa de menos un entrenador que les dirija hacia el éxito, que adiestre, aconseje y eduque a estas jóvenes promesas de hoy y futuras estrellas del mañana. Juan Santiesteban, López Ufarte e Iñaki Saéz eran hasta su retirada y deben ser el arquetipo de personas ideales para el cargo de las secciones inferiores.

Hombres con sabiduría, hechos ya como entrenadores y con devoción en el oficio del fútbol base. El director deportivo Fernando Hierro y los entrenadores: Luis Milla, Aitor Karanka, López Caro se están cubriendo de gloria. Demuestran que no por haber jugado al fútbol se sabe realmente de éste -aún más honor y reputación para el bueno de Pep Guardiola-.

Aunque con el presidente Villar, un hombre chiste que dirige nuestro fútbol con un caciquismo primitivo, todo es más comprensible. El bullicio generado y la que han liado y preparado para quitar a Asenjo al Atlético, a De Marcos al Athletic, a Parejo al Getafe, a Azpilicueta al Osasuna, a Botía y José Ángel al Sporting, a Laguardia y a Ander Herrera al Zaragoza. Para nada. Estos Campeonatos son de promoción.

Jugadores como Bojan,consagrado en la élite no es necesario que vayan,es un retroceso,no para la conveniencia creada :un apoyo e impulso para sus carreras. El dilema inexorable es que Bojan no viajó y estos chicos necesarios para todos sus equipos sí. El asunto sibilino es que lo que se echó de menos fue a un delantero con gol que se asociará con los Mérida, Parejo, Herrera.

El gran inconveniente e impedimento para nuestro fútbol es las manos en las que reside el poder: quien dirige nuestro fútbol con infamia e inequidad, quien hace las listas, de su aquiescencia hacia unos privilegiados, del egoísmo displicente, además sufren de estrabismo para el tacto y la condolencia, ahítos de jactancias y vanidades.

Mientras hay miles de futbolistas, que no suenan para las listas convocatorias de La Roja, son damnificados de leyes sucursales, abandonados, encubiertos y tergiversados entre los sueldos de los Cristiano, Kaká, Messi y que trabajando como jornaleros no son protegidos ni defendidos por la Federación.

TODA LA ROJA EN GOAL.COM

Relacionados