thumbnail Hola,

Así lo asegura el periodista Diego Torres en su libro "Prepárense para perder". Además, la obra también explora la relación entre el actual entrenador del Chelsea e Iker Casillas

La trayectoria de José Mourinho en el Real Madrid no ha estado exenta de polémica. Desde que el entrenador portugués aterrizase en el Santiago Bernabéu dispuesto a encabezar el faraónico proyecto de Florentino Pérez, tuvo que lidiar con un sinfín de conflictos que todavía hoy siguen siendo un verdadero misterio.

Muchos de esos problemas se asocian con la última etapa del de Setúbal en el banquillo merengue y su posterior salida rumbo a Londres para entrenar al Chelsea. Precisamente, el periodista del diario "El País", Diego Torres, va a publicar un libro, "Prepárense para perder", en el que narra lo acontecido durante la era Mourinho.

Un avance de su obra ha desvelado que, siempre según la información de Torres, José Mourinho se habría echado a llorar después de conocer la decisión del Manchester United de contratar a David Moyes como mánager después de la renuncia de Sir Alex Ferguson al banquillo de Old Trafford.

"José Mourinho no paraba de llamar a los empleados. Sus interlocutores le habían oído sollozar ruidosamente y corrían la voz. El hombre más temido de la empresa estaba demolido", explica Torres, ubicando la situación en la empresa de Jorge Mendes Gestifute, el ocho de mayo.

The Special One, que por aquel entonces ya sabía que no seguiría ligado al Real Madrid, habría mostrado su profunda decepción por no poder hacerse cargo de uno de los clubes más grandes no solo de Inglaterra, sino de todo el panorama futbolístico, y habría tenido serias dificultades para conciliar el sueño.

"Fueron las horas más desgraciadas de Mourinho en su etapa como mánager del Real Madrid. Las sobrellevó entre el duermevela y la vigilia, pegado al móvil en busca de aclaraciones", explica.

Pero además, "Prepárense para perder" también explora en la relación que mantuvieron el técnico luso e Iker Casillas, relegado a la suplencia en la segunda parte de la temporada.

Según Torres, Mourinho fue el encargado de asegurar que el internacional español y capitán del equipo era una mala influencia para la institución e incluso se atreve a parafrasear el entrenador con una llamativa sentencia que habría sido pronunciada por él: "¡Casillas! ¡Deja de filtrar y vete a tomar por el culo!".


Artículos relacionados