thumbnail Hola,

El equipo londinense ha enviado una carta a la Federación dónde, junto con otros equipos, exige medidas drásticas para controlar de manera definitiva el dispendio en Inglaterra

El Arsenal ha encabezado un movimiento de control del gasto interesante en las islas británicas. A nadie se le escapa el ingente presupuesto que manejan ciertas entidades en la Premier League, inalcanzables para los demás si no quieren acabar endeudados hasta el tuétano.

Es por eso que el equipo de Londres ha emplazado al Manchester United, al Liverpool y al Tottenham ha unir sus fuerzas para luchar contra los dispendios económicos del Manchester City y Chelsea, entre otros. El tabloide inglés Daily Mail desveló una carta enviada el pasado mes de diciembre por el club Gunner al director ejecutivo de la Premier League, Richard Scudamore, en la que se le solicitaba que aplicase las reglas del Fair Play financiero de la UEFA en Inglaterra para conseguir un control de unos gastos que están superando records históricos.

La nota, aunque estaba encabezada por un membrete con el escudo del Arsenal, mostraba también la firma del United, Liverpool y Tottenham, que reclaman un control más exhaustivo del gasto para evitar que los dueños de los clubes cubran con su propio dinero las pérdidas de sus equipos. "Consideramos que las últimas propuestas no van lo suficiente lejos para frenar la inflación que está presionando a los equipos de la Premier League", declaraban.

Sin embargo, no parece que vaya a ser tarea fácil pese a que suene una medida lógica y prudente, ya que según el periódico Evening Standard, la Premier League ha mostrado su negativa a acatar siquiera las medidas del Fair Play financiero de la UEFA. Habrá que esperar al próximo 7 de febrero, donde los 20 clubes de la Premier se reunirán para someter a votación el asunto, siendo necesario que se emitan al menos 14 votos a favor para que prospere la idea.

Aunque equipos como el Chelsea y el Manchester City se niegan a adoptar el Fair Play Financiero en la Premier League, es cierto que ambos ya trabajan en el control de sus respectivos gastos. Sin ir más lejos durante el último ejercicio el equipo blue generó beneficios de 1,7 millones, record conseguido por primera vez en la era Abramovich. Por su parte, el Manchester City sigue siendo un club con déficit pero su mejora parece esperanzadora ya que en presentó unas pérdidas de 120 millones de euros, escandalosa pero aun así nada mas y nada menos que la mitad de lo que declaró un año antes.

Artículos relacionados