thumbnail Hola,

El conjunto londinense cayó en la ida de las semifinales de la One Cup ante el equipo de Laudrup

Los goles de Michu y Danny Graham para el Swansea de Laudrup en Stamford Bridge causaron el enfado de la afición del Chelsea que vio cómo su equipo encajaba una derrota en la ida de las semifinales de la Capital One inglesa. La ira de la grada fue especialmente dirigida a Fernando Torres y Rafa Benítez.

El de Fuenlabrada disputó la noche del miércoles su partido 100 con los Blues, pero una vez más se quedó sin acertar de cara a la portería. Los aficionados del Chelsea le abuchearon durante el partido, al tiempo que se coreaba el nombre del recién llegado Demba Ba, que vio el partido desde el banquillo.

Torres no fue el único que concentró las iras de la grada. El técnico, Rafa Benítez, también tuvo que escuchar cómo los aficionados recordaban a su anterior entrenador, el italiano Roberto Di Matteo.

Finalmente, en el minuto 81, salió Fernando Torres y entró el senegalés Ba. Dos veces estuvo cerca de rematar de cabeza, antes de ser amonestado por simular tras enredarse con el portero Tremmel y meter un gol, anulado por fuera de juego. El gol de Danny Graham dio más leña al fuego y el cabreo de los aficionados locales fue aún mayor.

Artículos relacionados