thumbnail Hola,

El ex futbolista blanco analiza sus primeros meses en la Premier League, que asegura que es más divertida, aunque no deja de lado la actualidad española

Esteban Granero cierra 2012 fuera de España después de haber abandonado el Real Madrid el pasado verano rumbo a la Premier League, y ahora le toca hacer balance de los primeros meses en su actual club, el Queens Park Rangers.

"No he visto muchos cambios en los métodos de entrenamiento; hay mucha intensidad, mucho balón y muchas ganas de trabajar. El QPR no es un típico equipo inglés. Nos gusta tener el balón y, si salimos de donde estamos, hay calidad para ser más ambiciosos", explica.

Y es que con la llegada de figuras extranjeras a Inglaterra su fútbol está evolcuionando. "La llegada de muchos extranjeros, de muchos españoles, hace que a la velocidad de juego se le añada técnica", destaca Granero que, sin embargo, cree que los ingleses deben mantener su estilo. "Es crucial que mantengan la esencia de lo que hace bueno a la Premier, esa entrega, esa velocidad que hacen que el fútbol aquí sea más puro y divertidísimo para el espectador".

No obvia el madrileño que el único estilo de juego válido es el que sirve para ganar, por eso no cree que Real madrid y Barcleona anden tan lejos el uno del otro. "Decir que el estilo del Madrid es opuesto al del Barça es erróneo. El Madrid puede jugar de cualquier modo y lo que se escoge es porque sirve para ganar más partidos. Así se ganó la Liga el año pasado", sentencia.

Aunque no pasa por alto el crecimiento que ha experimentado el Barça de Tito Vilanova, un ejemplo para el fútbol inglés. "Está adquiriendo nuevas maneras de atacar, en ocasiones es más directo. En el QPR intentamos utilizar ambos estilos para complicar la vida a los rivales. El estilo ideal es el que te permite ganar", afirma.

Por último, a pesar de no haber conseguido triunfar en el Real Madrid, Esteban Granero rompe una lanza a favor de la cantera madridista. "En el Madrid hay muy buenos técnicos que mejoran tu potencial y moldean tu carácter. No es ni debe ser fácil llegar al primer equipo. A veces te toca ir a otro equipo o al extranjero. Y de todo se aprende", concluye el futbolista.

Artículos relacionados