thumbnail Hola,

El conseguido frente al Reading es el primer hat-trick en su carrera y a estas alturas de temporada el asturiano lleva ya siete goles y cuatro asistencias

Santi Cazorla es de esos jugadores que dejan ciertos tópicos y excusas sin valor. Se suele decir que cuando uno emigra y ficha por un equipo de una liga en otro país, necesita tiempo para aclimatarse, para entender la idiosincrasia del estilo de juego del lugar al que te vas. Pues bien, a Santi Cazorla le ha bastado media temporada para erigirse como líder natural del Arsenal.

No sólo indica cómo debe jugar el equipo de la capital del Reino Unido, sino que se ha destapado como un goleador. En un conjunto que añora la salida de Robin van Persie, existen jugadores que deberían llevar el peso rematador en mayor medida. Jugadores como Olivier Giroud o Lukas Podolski deberían marcar las diferencias y Santi Cazorla tendría que ser el encargado de habilitar a dichos compañeros, a la vez que maneja la batuta del juego de ataque manejando los tiempos del partido.

Pero en España sabíamos del desparpajo del de Llanera, que con sus 28 años recién cumplidos no se conforma con ser el eje de los Gunners. Como asistente tienen unos números estupendos. Nada menos que cuatro asistencias de gol le sitúan entre los mejores, pero es su faceta goleadora la que sorprende ahora en las islas británicas. Y es que desde que empezó la Premier League, Cazorla ha mandado el balón a la red siete veces, siendo de largo el máximo goleador del Arsenal en liga.

El menudo centrocampista no sólo está dispuesto a hacerse notar en una liga extraña para él, sino que quiere hacerlo a lo grande, marcando nuevos registros personales. No sólo quiere marcar goles si no que los hace de tres en tres. El conseguido contra el Reading fue su primer hat-trick en la carrera de Santi Cazorla, el cual está decidido a llenar el hueco dejado por Cesc Fábregas en el corazón de los aficionados del Arsenal.

Artículos relacionados