thumbnail Hola,
Fernando Torres, Juan Mata, Santi Cazorla, Michu y Granero reconquistan las islas en la jornada de sábado de la Premier League

Fernando Torres, Juan Mata, Santi Cazorla, Michu y Granero reconquistan las islas en la jornada de sábado de la Premier League

Getty Images

Los jugadores españoles se llevaron las sacas llenas de goles y asistencias en una jornada de la Premier League que vuelve a asombrar a los 'supporters' ingleses

Tras un inicio de temporada excepcional para los jugadores españoles en la Premier League, donde a los ya habituales del Chelsea se les unieron futbolistas de mucha clase como Cazorla, Granero y el instinto matador de Michu en el Swansea de Laudrup, parecía que el fervor español se había diluido un poco. Los internacionales que hicieron historia en Kiev empezaban a sentirse cansados y con un aparente estado de forma digno de final de temporada y no del principio. Decían que se les habían acabado las pilas.

Bien, pues esas pilas deben ser recargables y además vienen con un pack de regalo, un bonus track, porque a los ganadores de la Eurocopa se les han unido en el estrellato inglés dos jugadores que o bien no contaban con muchos minutos aquí, caso de Esteban Ganero, o bien se sabía de su potencial goleador como Michu aunque no se apostaba demasiado por que mantuviera su nivel en lo que muchos creen la liga más competitiva del mundo.

Estos jugadores se están convirtiendo en referencia en sus respectivos equipos a base de demostrar que lo primero es la calidad, y sólo así vienen los resultados indefectiblemente. Es cierto que los delanteros que viven por y para el gol sufren las rachas para bien o para mal. Lo bueno de estos jugadores es que a parte de vivir un momento dulce en cuanto a anotación también aportan asistencias, desmarques y movimientos que hacen mejores a sus compañeros. Y es en ese momento cuando toda la afición se rinde ante ellos. No sólo mejoran una posición del equipo, sino que mejoran el conjunto al completo.

Fernando Torres: Mucho se ha hablado del jugador de Fuenlabrada. Se decía que desde que salió del Liverpool, dónde hizo historia, ya no era el mismo. Tras pasar un auténtico calvario al principio de su estancia en Londres, es indiscutible que cada día tiene más confianza, las cosas le empiezan a salir como él sabe y vuelve a ser ese depredador que sólo necesita una milésima de segundo de duda de su rival, para liarle el petate entero. En esta ocasión un remate de cabeza empató el partido de un Chelsea que empezó perdiendo. Doble importancia. Clave de nuevo.

Juan Mata: Si Fernando Torres puso la primera piedra para la remontada blue, hay que decir que fue el burgalés el que llevó la batuta del partido. En esta ocasión no marcó, y eso que le estaba cogiendo el gusto, pero sabe que su trabajo no es ese, el es el camarero que entrega el entrecot a sus compañeros depredadores. Empezó su recital con una asistencia a Eden Hazard tras esquivar rivales desde su propio campo y finalizando con un pase medido al hueco digno de los videojuegos más famosos. En su segunda asistencia le bastó con un pase con el muslo para dejar a Ivanovic rematar a placer.

Santi Cazorla: Algunos dudaban de si tardaría el 19 en aclimatarse al juego inglés. A lo mejor iba a ser un juego demasiado rápido para él. Está claro que sólo dudaban aquellos que no le habían visto jugar en Málaga. Si algo destaca al pequeño jugador asturiano es su rapidez para escoger la mejor opción, ya sea pase o tiro. Porque Santi  no se arruga a la hora de jugársela con tiros lejanos. Si en faltas directas es un peligro, con el balón en movimiento es sinónimo de gol o palomita del portero. Este fin de semana tocó gol. Y uno de los mejores de la jornada puesto que fue con toda la intención del mundo por el único sitio posible. Otra buena elección de Cazorla en apenas milésimas de segundo.

Michu: El es el ejemplo más claro de empezar con buen pie en la Premier League. Con más goles que partidos disputados presentó sus credenciales en las primeras jornadas de liga. Tiempo después se ha desinflado un poco como todo el equipo de Laudrup, que apuntaba a ser la revelación de nuevo tras la marcha de dos pilares como Rodgers y Allen. Esta jornada Michu volvió a marcar. Como a él le gusta, cuando están todos pensando dónde está la pelota aparece él, se estira y y en horizontal de marca el gol. Un toque, para qué más si así puede cambiar el curso del partido, muy cuesta arriba para los galeses.

Esteban Granero: El mediocentro madrileño se cogió los bártulos y se marchó a Londres, dónde el equipo no luchará por estar ni siquiera en Europa. Pero eso no es lo más importante ahora para el Pirata, lo que el quería era gozar de unos minutos que se vendían caro en Madrid, cuándo se vendían, que no era a menudo. En el equipo blanquiazul del QPR está pudiendo desplegar su mejor juego, si bien está teniendo altibajos, poco a poco va cogiendo la forma que le permitirá asombrar a la hinchada de los denominados Hoops. Este fin de semana lideró al equipo y pese a la derrota dejó a los suyos cerca de la remontada. Él es el que da los pases, y esta vez dio el mejor posible, pase a la red. Con pausa, con estilo.

Relacionados