thumbnail Hola,

El lateral francés confesó no estar de acuerdo con la política del club y mostró su frustración con las ventas de Van Persie y Alex Song

El verano ha sido convulso en el Emirates Stadium; las ventas de Alex Song y Robin Van Persie hacen que el Arsenal pierda calidad en el medio y goles en la delantera y eso parece que ha afectado a uno de sus hombres importantes: Bacary Sagna. El lateral francés mostró su descontento con la política del club y Arsene Wenger ha salido al paso para poner las cosas en su sitio.

“Si no está completamente satisfecho con la política del club, entonces se tendrá que marchar. Cualquier jugador o empleado debe defender siempre a la compañía para la que trabaja”, sentenció en entrenador de los gunners.

Wenger parecía duro con esta afirmación pero reconoce querer a Sagna en su equipo: “Bacary ama al Arsenal y espero y quiero que se quede. Acaba contrato en dos años y queremos renovarle”, comentó el francés.

“Es cierto que hemos perdido buenos jugadores, pero la situación está cambiando, y con la nueva ley del Fair Play financiero esto favorece al Arsenal”, finalizó.

Artículos relacionados