Inglaterra - Italia: Duelo de la púrpura europea en la capital amazónica

Los inventores del juego se enfrentan a la selección del viejo continente con más títulos mundiales en la primera jornada
En pleno centro de la selva tropical más grande del mundo, del gran pulmón del planeta, abrirán fuego en esta Copa del Mundo dos de las selecciones a las que la historia ha situado en la aristocracia del fútbol internacional. La nación inventora de este deporte, Inglaterra, se ve las caras con el país europeo con más títulos mundiales, Italia, en la primera jornada de uno de los grupos más temibles de la competición.

En la medianoche del sábado al domingo (hora peninsular), dará comienzo el único partido de la primera jornada en el que se enfrentarán dos equipos con estrellas cosidas en el pecho de sus zamarras. Mucho ha llovido en la capital de Albión desde 1966, cuando los Tres Leones alzaron su primer y último título de la Copa del Mundo. Italia, sin embargo, hace solo dos ediciones que levantó su cuarto trofeo, quedándose a solo uno de la dominadora histórica de la competición, Brasil (5).

Sin embargo, y a pesar del envidiable palmarés de ambos equipos, ninguno de los dos llega en su mejor momento a esta cita. Alejados de los favoritos en las quinielas, que hablan por delante de ellos de combinados como España, Brasil, Argentina o Alemania, Azzurri y Pross quieren sorprender a propios y extraños y regresar al lugar que les corresponde por derecho.


Tanto la Nazionale, que participa en su decimocuarto Mundial consecutivo, como Inglaterra, que juega su quinto trofeo sin ausentarse, llegaron a Brasil como campeonas de grupo en la fase de clasificación organizada por la UEFA. Ambos equipos acabaron este camino con idénticos resultados: seis victorias y cuatro empates.

Repasando esa previa, los datos sacan a relucir a dos hombres -a priori- básicos para las aspiraciones de ambos equipos: Wayne Rooney y Mario Balotelli fueron los máximos goleadores de sus conjuntos, con 7 y 5 goles, en seis y cinco partidos respectivamente. Sin embargo, ninguno de los dos supone un seguro de vida ofensivo en estos momentos. Mientras que Rooney (que no ha marcado ni un gol en sus 594 minutos de juego en los Mundiales) está siendo cuestionado por los aficionados ingleses tras una temporada en la Premier League para olvidar, Balotelli no deja de ser Balotelli, con todo lo que ello conlleva.

Las bajas de la selección inglesa, en la que Hodgson no podrá contar con Chamberlain ni, posiblemente, con Welbeck, alejan de momento la suplencia del delantero del United, pero su rendimiento se valorará con lupa en las islas. En el campo contrario, Super Mario apunta a titular y la única ausencia de la jornada (y posiblemente para toda la competición) es la del lateral De Sciglio.

La historia reciente pone a los transalpinos como favoritos para el encuentro, después de haber ganado seis de sus últimos once choques contra los ingleses (3E 2D) y también lo hace su único precedente mundialista. En Italia 1990, los locales se impusieron por 2-1 a la selección dirigida por Bobby Robson en el partido por el tercer puesto. En cambio, Inglaterra solo ha perdido dos de sus últimos 16 partidos en la competición (7V 7E, incluyendo dos tandas de penaltis). Ambos equipos harán lo imposible por alargar estas dinámicas positivas en el Arena da Amazonia, pues con otro “coco” como Uruguay en el Grupo D, conseguir puntos cuanto antes se convierte en una exigencia para no despedirse antes de tiempo del mayor torneo futbolístico del globo. Nobleza obliga.