thumbnail Hola,

El jugador del Milan habló sobre su experiencia en el amistoso que acabó abandonando debido a cantos racistas, sin tener claro si se va a quedar en Italia después de eso

El caso de racismo en Italia sigue. Un episodio que poco tiene que ver con el fútbol en sí, puede acabar con un giro en la carrera de uno de los jugadores del Milan, Kevin Prince Boateng, quien ya no tiene claro si se quiere quedar tras lo sucedido en el amistoso contra el Pro Patria.

El centrocampista ghanés ha declarado a la revista Bild que "no es algo fácil de quitarse de encima", y que tras descansar y dormir tres días , se sentará a hablar con su agente Roger Wittman. Así decidirá si "merece la pena jugar en Italia".

Boateng ya estaba en el mercado de fichajes en verano, fue de los jugadores del Milan más nombrados para una posible venta. Entonces las razones eran técnicas y económicas, vista su evolución.

Ahora la perspectiva de traspasar a Boateng no es la misma, en un momento delicado para el Milan, con Pato recién vendido y con la duda de Robinho. Un nuevo caso de ataque racista no era lo que necesitaba el club ni el jugador para asegurar una unión.

Boateng habló de esos momentos que han dado la vuelta al mundo: "Escuché los primeros cantos de 'mono'", dijo Boateng, explicando que tras cinco minutos decidió coger el balón y lanzarlo. "En un primer momento no pensé en nada, pero escuché las canciones una y otra vez".

"Fui hacia el árbitro, le avisé que dejaría el campo si seguía oyendo los cantos", siguió Boateng. El árbitro trató de calmarle, pero "cuando en el minuto 26 volví a escucharlos..."

Artículos relacionados