thumbnail Hola,

El técnico de la Roma, vencida en el derbi, no perdona al centrocampista, que le propinó un puñetazo a Mauri en la cara y dejó al equipo con diez hombres

Llueve sobre mojado para Zdenek Zeman. El bohemio ya ha perdido mucho, demasiado desde que regresó al banquillo de la Roma. Pero un derbi es un derbi, y ver a la Lazio celebrando es doblemente doloroso para el entrenador giallorosso. 

Les concedimos tres goles más por suerte que por el talento de nuestro adversario", dijo para Sky Sports. " Creo que el campo condicionó el resultado: los primeros 20 minutos estuvimos en el partido, luego no éramos capaces de tirar el balón tan lejos como la Lazio y después dejamos de jugar".

El condicionante del partido, sobre todo, fue la evidente expulsión de Daniele De Rossi, que se marchó a los vestuarios antes de tiempo por dar un puñetazo a Mauri cuando luchapa por ganar su posición: "Hablamos de ello antes del partido, pero en un derbi la tensión se siente. Lo siento por que errores así se pagan a muy alto precio."

"El campeonato aún está abierto, y creo que podemos ponerles las cosas difíciles al resto", declaró esperanzado. "Espero que en el futuro la suerte esté de nuestro lado, porque por ahora hemos perdido por errores tontos o mala suerte."




Artículos relacionados