thumbnail Hola,

El entrenador del Inter de Milan admite que la derrota de este domingo es “fea” pero que no servirá para que bajen los brazos y pierdan el equilibrio que desean recuperar.

Inesperada derrota, inesperado resultado e inesperada reacción del Inter de Milan. Caer 0-2 ante el Siena este domingo, no estaba en ningún plan pero el entrenador neroazzurri, Andrea Stramaccioni, fue tremendamente sincero, admitiendo que era un golpe “feo” pero que no es suficiente para derrumbar su trabajo y sus aspiraciones este curso porque el equipo además, había dado la cara y merecido mejor premio.

Los aficionados abuchearon y arrojaron objetos al césped tras la derrota, algo que duele e hizo reaccionar al técnico, siendo muy leal y concreto en sus puntos de vista: "Es una derrota fea. Ahora no hay que perder la fe en el trabajo que estamos haciendo, al igual que en la primera parte hemos creado muchas oportunidades y fuimos simplemente incapaces de encontrar el gol. Una derrota como esta no debe afectar a nuestro trabajo. En la segunda mitad, un contraataque del Siena nos golpeó”, analizó el duelo.

Y es que el neroazzurri cree que ahora “es momento para permanecer juntos” puesto que “tengo fe en los jugadores y no debemos dudar nada, ya que el Inter creó más oportunidades de gol que el rival y aunque sí tendemos a sufrir con las contras, solo nos habían creado problemas a balón parado”.

Y es que Stramaccioni confirma que están llevando a cabo cambios y que su plantilla es, en muchos casos, “nueva”, algo que “necesita tiempo para crear el equilibrio adecuado” más allá de que sea “natural que una pequeña parte de la afición se burle y no esté contenta tras el pitido final”.

Artículos relacionados