thumbnail Hola,

Gattuso, Inzaghi, Zambrotta, Nesta y Seedorf dirán adiós al Milan. Turín vivirá el último día de Del Piero en la Juventus. Mientras cuatro equipos luchan por entrar en la Champions

Cada vez que una temporada llega a su última jornada, las aficiones se preparan para vivir emociones muy fuertes experimentadas por diferentes motivos. Es habitual que algunos jugadores disputen el que será su último partido con sus clubes, pero este año resulta mucho más especial que otros anteriores por la importancia histórica que han tenido tanto en sus clubes como en general en el fútbol italiano. No todos los días se van de Italia hombres de la talla de Clarence Seedorf, Alessandro Nesta, Pippo Inzaghi, Gennaro Gattuso o Alessandro del Piero. El Milan se queda huérfano, con Ibrahimović como único e indiscutible líder, pero sin los ídolos de una afición que vivirá hoy unas emociones muy fuertes. Y en Turín, aunque sólo se marcha uno, es el más grande, il Capitano, el héroe bianconero de los últimos 19 años, una leyenda a la altura de muy pocos jugadores en la historia del calcio. La Juventus tendrá sentimientos encontrados ya que, a la tristeza por el adiós de Del Piero se unirá la tremenda alegría de celebrar en casa la consecución del Scudetto.

Pero no solo de despedidas vivirá este último fin de semana de fútbol en Italia de esta temporada. Y es que todavía hay una cosa que está por decidir, qué equipos acompañarán a Juventus y Milan a la próxima Champions League. Cuatro equipos son candidatos, pero sólo uno será capaz de acabar tercero. El Udinese es el principal candidato, pero no siempre el favorito es el que se lleva el gato al agua.

JuventusJuventus – Atalanta Atalanta(Domingo 13, 15:00)

Se acaba para la Juventus una Lega histórica, un año que ha devuelto al mejor equipo de la historia de la competición a lo más alto después de mucho tiempo en el que ha vivido de todo, incluso un descenso administrativo a la Serie B. Por ello, la fiesta en el Juventus Stadium será legendaria. En la grada se verán numerosas pancartas que lucirán el Scudetto coronado por tres estrellas, las polémicas tres estrellas que tanto critica el Inter. El partido será lo de menos, aunque el equipo de Conte tendrá la posibilidad de acabar la temporada invicto, un objetivo que sin duda hará que los jugadores no se relajen, al menos no demasiado. Y cuando el árbitro decrete el final de la temporada, habrá sido el último partido de Alex del Piero en su casa, en Turín. Las lágrimas correrán, pero aún quedará la final de la Coppa de Italia del próximo fin de semana. El doblete culminaría una temporada para la historia.



Lazio Lazio – Inter FC Internazionale(Domingo 13, 20:45)

El partidazo de la jornada será el más dramático del año. Uno de los dos equipos, o los dos se quedarán fuera de la Champions League después de dos temporadas muy diferentes. La Lazio ha vuelto a sentirse importante, se ha pasado la mayor parte del curso ocupando el privilegiado tercer puesto pero se ha desinflado en las últimas semanas y ve como a falta de 90 minutos el objetivo es harto complicado. Todo lo contrario que el Inter de Milán que, si bien a principio de temporada no hubiera firmado estar en la situación actual, después del lamentable año que han realizado, ver la Champions factible remotamente en la última jornada es un premio que sabe a gloria. La más que probable clasificación a un torneo menor como la Europa League será el peaje que tengan que pagar por haberse metido por un camino que no debían, el del sufrimiento

El resto de la jornada

Si el Udinese suma los tres puntos en su visita al estadio del Catania, dará exactamente igual lo que hagan sus perseguidores, los vénetos serían terceros y estarían en Champions. Pero los sicilianos han hecho una gran campaña y querrán cerrarla con una victoria ante su afición en la despedida de Montella, que más que probablemente se dirigirá a Roma. Precisamente el club giallorosso verá el fin de la breve era de Luis Enrique en Cesena en un partido de dos equipos hundidos, cada uno a su manera. El otro aspirante al tercer puesto, el Nápoles, perdió casi todas sus opciones en Bolonia, pero querrá apurar hasta el último minuto por quitarle el puesto al Udinese ante el Siena, precisamente el rival ante el que se clasificó para la final de la Coppa, próximo destino napolitano.

El último puesto que obliga a descender de categoría está casi adjudicado al Lecce que tiene al Genoa a tres puntos. La mínima posibilidad de salvarse obliga a los sureños a dejarlo todo sobre el campo, ganar al Chievo y esperar una derrota genovesa contra el Palermo.

En Milán se cierra un año horrible, en el que no se ha conseguido levantar ni un solo título y, además, se unen las despedidas de cinco de sus jugadores. El equipo de Berlusconi se verá obligado a recomponerse para la temporada que viene y no será fácil hacer olvidar a tanto gran jugador.

Relacionados