thumbnail Hola,

El club peina el mercado tras una última contratación. En caso contrario, Ancelotti confía en la polivalencia de sus jugadores: diez multiusos para los seis puestos de vanguardia

El Real Madrid juega este domingo en Anoeta ante la Real Sociedad en el que será el primer partido oficial después de las marchas de Xabi Alonso y Ángel Di María. Toda una prueba de fuego para un Carlo Ancelotti que, este sábado en rueda de prensa, aseguró no necesitar más fichajes. Con la boca pequeña, eso sí. El Real Madrid está trabajando en la incorporación de algún jugador de última hora, tal y como Goal publicó, pero de puertas hacia afuera el club blanco quiere dar sensación de normalidad y naturalidad, de tener todo bajo control. En palabras del propio Ancelotti: “No tengo necesidad de fichar. Si fichamos, bien. Si no fichamos, está bien igualmente”.

Esto es, lo ideal ahora mismo en Concha Espina sería fichar al menos a un jugador de ataque antes del cierre del mercado. Ya que, con veintiún jugadores en nómina y tres porteros, el técnico merengue apenas puede contar a día de hoy con diecisiete jugadores de campo, al menos hasta que Jesé Rodríguez se recupere de su lesión en la rodilla. Una escuadra corta de efectivos. Y el ejemplo perfecto ha llegado apenas en esta segunda jornada de Liga, pues con Cristiano Ronaldo y Fabio Coentrao fuera de la convocatoria por problemas físicos, además de Jesé, Ancelotti se ha visto obligado a tirar del delantero del Castilla Raúl De Tomás para poder completar la lista. Una circunstancia que seguramente fuera habitual durante todo el resto de la temporada de cerrarse la plantilla tal y como está a día de hoy.

Pero, en el caso de que no fuera posible cerrar ningún fichaje, el Real Madrid ya se ha puesto la venda antes de la herida. “Tengo una plantilla muy competitiva”, explicaba Carlo Ancelotti. “Y creo que ha mejorado con respecto al año pasado, sí […] Puede que alguien piense que sea corta la plantilla, pero hay muchos jugadores que son polivalentes. Tenemos cinco delanteros, de hecho: James Rodríguez puede jugar ahí, también Isco Alarcón, pronto tendremos a Jesé Rodríguez también”.

Ese es el clavo ardiendo al que se agarra el Real Madrid en estos tres días antes de que se cierre el mercado de fichajes, por si terminan por no fichar a ningún jugador más: la polivalencia. En lugar de hablar de dos jugadores por puesto, como años anteriores, el quid es hacerlo de diez jugadores para los seis puestos de vanguardia del 4-3-3: Toni Kroos puede jugar de pivote y de volante; Isco Alarcón y James Rodríguez, tanto de volantes como de extremos, o incluso de delanteros; Cristiano Ronaldo, Jesé Rodríguez y hasta Karim Benzema pueden jugar de extremos o de delanteros también. Con lo que las combinaciones se multiplican para construir un once inicial. Máxime cuando Ancelotti ha instruido también al Real Madrid a jugar con varios esquemas distintos, incluso.

No es el Plan A del Real Madrid a estas alturas, ni mucho menos. Pero como decía Xabi Alonso en su rueda de prensa de despedida, “la dirección del club blanco no hace las cosas al azar, sino que está preparada para cualquier eventualidad”. Y este es el Plan B en el que confía Carlo Ancelotti y los dirigentes merengues en caso de no poder cerrar ningún fichaje en estas últimas 48 horas del mercado.





Relacionados