thumbnail Hola,

El Fideo ha pedido salir del Real Madrid tras rechazar su oferta de renovación. Las pretensiones del argentino no hacen fácil su salida. Ancelotti, encantado de que se quedase

El mercado de fichajes ha saltado por los aires este jueves en el Real Madrid. Ni la disputa de la vuelta de la Supercopa en el Vicente Calderón ante el Atlético ha logrado eclipsar el tema que seguramente sea Trending Topic en la Casa Blanca hasta que el próximo uno de septiembre se cierre la ventana estival de traspasos: la salida de Ángel Di María. El técnico Carlo Ancelotti fue muy claro al respecto en sala de prensa: “Di María hasta el final del mercado va a buscar una solución diferente. El jugador ha pedido irse en verano. Ha rechazado la oferta del club, y por eso estamos buscando una solución. Es una situación que tiene que arreglar el jugador mismo”. Más claro, imposible.

De esta manera, el Real Madrid trataba de retomar de alguna forma el control de la situación después de que el Fideo fuera recibido este martes en el Santiago Bernabéu con vítores por parte de la afición madridista. Una hipotética venta hubiera dejado al club blanco en el disparadero, y a Carlo Ancelotti como un aliado más de esta causa. Así las cosas, ahora la pelota ha vuelto al tejado de Ángel Di María, donde siempre estuvo, y el técnico del Real Madrid se ha alejado de paso de cualquier desavenencia con la directiva madridista. “Me sorprende que parece que haya discrepancia por hacer jugar al Fideo, pero no lo hay. Lo que hemos hecho ha sido juntos. Todos pensamos lo mismo en el club, técnicos y directivos”, puntualizaba el técnico transalpino.

Hasta el 1 de septiembre, Di María participará con normalidad de la dinámica habitual del equipo en principio. Contando entrenamientos, pero también partidos. Como ha sucedido hasta el momento, por otra parte. Mientras tanto, unos pasos más allá del terreno de juego, el internacional albiceleste seguirá llamando a la puerta de clubes que puedan abrírsela de par en par para él. Muchos querrían abrirla con el nivel que está exhibiendo, seguro, pero no todos podrían. Y es que, según publicó El Confidencial este jueves y Goal pudo contrastar, el Fideo viene pretendiendo cobrar la friolera de ocho millones de euros netos anuales. Una cantidad que no todos los clubes pueden ofrecerle, y que ni siquiera el Real Madrid está dispuesto a ello, a riesgo de romper el equilibrio salarial impuesto ya en la actual plantilla. La oferta blanca, inferior, fue rechazada en consecuencia, como decía Ancelotti.

Informes en Inglaterra hablan de un fuerte interés del Manchester United, ni siquiera negado por boca de su entrenador, Louis Van Gaal. Mientras que el PSG juega sus bazas hablando de que el “alto precio” imposibilita su llegada al Parque de los Príncipes. La última vez, este mismo jueves con la rúbrica del técnico Laurent Blanc. Ingleses y franceses parecen a día de hoy en la pole position por hacerse con los servicios de Ángel Di María. Tienen diez días para llegar a un acuerdo con el Real Madrid y con el propio jugador. El mismo plazo que tiene el propio Fideo para encontrar un plan alternativo a Manchester y París, en caso de que no fructificase ninguna de estas dos opciones.

Sea como fuere, la suerte para las partes implicadas es que no hay abismo alguno bajo los pies del ‘22’ madridista. Y es que, en caso de que terminara por no salir traspasado, el Real Madrid le abriría gustoso los brazos para que se quedara esta próxima temporada en las filas madridistas. Así lo han demostrado tanto el técnico Ancelotti, como la propia afición merengue. Claro que otra cuestión distinta sería el grado de satisfacción con que acoge el mismo Di María esta resolución, que le dejaría sin cambio de club y sin la pretendida subida de sueldo.



Artículos relacionados