thumbnail Hola,

El Real Madrid tiene 20 días para apuntalar su plantilla definitivamente. Tras el quilombo de la portería, la medular cobra protagonismo en la planta noble del Santiago Bernabéu

El Real Madrid da el pistoletazo inicial a la temporada este martes con el primer partido oficial, la Supercopa de Europa ante el Sevilla. Una suerte de título reservado únicamente para campeones. Sin embargo, pese a tener ya la primera de las seis copas en juego a la vuelta de la esquina, en la planta noble del Santiago Bernabéu tienen todavía mucho trabajo por delante durante los próximos veinte días, concretamente, hasta el cierre del mercado estival de fichajes. Hay muchos deberes adelantados con las llegadas, concretamente las de Toni Kroos, James Rodríguez y Keylor Navas, pero todavía quedan algunas asignaturas pendientes, en forma de salidas.

Por la puerta de escape del coliseo blanco han desfilado ya Casemiro, rumbo a Oporto, Álvaro Morata, nuevo jugador de la Juventus, y Diego López será el siguiente, ya en lo más alto de la rampa de salida del Santiago Bernabéu, camino del Milan. Este mismo lunes podría hacerse oficial, de hecho, toda vez es una cuestión asumida ya por parte de ambos clubes. Así las cosas, los siguientes que aparecen ahora en la bandeja de salida del Real Madrid son Ángel Di María y Sami Khedira.

El caso del argentino es vox populi. Durante su estancia en el Mundial, el Fideo nunca fue contundente a la hora de confirmar su permanencia en Madrid. Y de hecho, fue muy llamativo su ensalzamiento público hacia Lionel Messi siendo compañero del vigente Balón de Oro, Cristiano Ronaldo. Pese a su magnífica segunda mitad de temporada, su relación con el club y con la afición nunca habría sido lo suficientemente cálida que el rosarino querría. Y sí hay grandes clubes de Europa que estarían dispuestos a darle a Di María un rol protagonista, tanto deportiva como contractualmente.

PSG, Mónaco y Manchester United estarían en la pole position. Ochenta millones de euros querría el Real Madrid. El club parisino, de la boca del dueño Nasser Al-Khelaifi, se está haciendo de rogar. Mientras que ni monegascos ni ingleses parecen poder llegar a las cantidades que manejan en el Parque de los Príncipes. Parece sin embargo cuestión de tiempo que jugador, club blanco y una entidad compradora lleguen a una entente satisfactoria para todas las partes. Sería la voluntad de todos, con la única excepción de un Carlo Ancelotti deseoso de poder contar con Ángel Di María un año más, aunque vaya a poder hacerlo con James Rodríguez en este curso 2014-15. El técnico transalpino parece que tendrá que acostumbrarse a encontrar al colombiano en su vestuario, y no al argentino.

Por otro lado está Sami Khedira, cuya situación es algo más compleja. Pues de hecho, el alemán no estaba en la lista de transferibles del Real Madrid a priori. Finaliza contrato en junio de 2015 y, cuando cayó lesionado de gravedad con la selección de Alemania, desde el club blanco le transmitieron su firme intención de renovarle. Según informaba El Confidencial, ni en esa ocasión ni en ninguno de los posteriores intentos de acercamiento, la entidad madridista encontró una respuesta positiva. Y a escasas tres semanas de que se cierre el mercado estival, ni desde el jugador ni desde su entorno parece que lo vaya a haber en las próximas fechas. Más bien al contrario, los rumores que circulan hoy en día en los mentideros madridistas son que el teutón estaría dispuesto a agotar su contrato con el Real Madrid para así el verano que viene garantizarse un mejor contrato –e incluso una prima de fichaje- con su traspaso. El Arsenal, por cierto, lo ha negado por boca de Arsene Wenger. El Bayern Múnich, a través de Karl-Heinz Rummenigge, también. Pero las sospechas se mantienen por Concha Espina.

Tal es la situación que, según esas mismas informaciones y con la esperanzadora presencia de Toni Kroos en la medular, en el Real Madrid estarían dispuestos a prescindir de Sami Khedira este mismo verano, para así poder reembolsar algo de dinero con el traspaso. Y si finalmente confirmaran las intenciones del ‘6’ de no renovar pero tampoco salir traspasado -para así poder salir gratis el curso que viene-, desde el club blanco estarían decididos a no darle minutos de juego esta campaña incluso. Así pues, como se puede comprobar, todavía quedan muchos capítulos por escribirse en el mercado de fichajes madridista. Quedan veinte días, una recta final con muchas curvas.



Relacionados