thumbnail Hola,

El delantero necesita desarrollarse en un club con menos exigencia que el campeón de Europa, al igual que el equipo amerita un punta de más garantías que el canterano

OPINIÓN
Álvaro Morata ha protagonizado muchos de los rumores de mercado publicados hasta el momento -siempre que Diego Costa y Cesc Fàbregas se lo permiten- pero lo cierto es que todavía no se sabe a ciencia cierta si el canterano abandonará el Real Madrid o permanecerá una temporada más intentando arañar minutos en partidos de trámite de Liga y Champions League o aprovechando lesiones o malas rachas de Karim Benzema -como ya le ha ocurrido al francés en alguna ocasión-. La rumorología ha colocado al delantero madridista la camiseta de equipos como la Juventus, el Tottenham, el Inter de Milán o el Arsenal, pero el Real Madrid parece que tampoco está por la labor de deshacerse de Morata.

Llegados a este punto, ¿qué sería lo mejor para el ariete? Quizás la relación Real Madrid-Morata necesite darse un tiempo en forma de cesión. El jugador necesita minutos para no ver estancada su progresión, que a sus escasos 21 años es mucha, pero en el Santiago Bernabéu el tiempo no es algo que precisamente se otorgue en demasiadas ocasiones. El canterano debería buscar su sitio en otro equipo con menos exigencias que el Real Madrid, en un principio, siempre con vistas a una posible vuelta al conjunto blanco. Salir de la capital, en este caso, no es un paso atrás -solo hay que ver el caso de Dani Carvajal, que tras un excelente año en el Bayer Leverkusen (y opción de recompra mediante) ha vuelto al Real Madrid para hacerse el dueño del lateral derecho-.

Álvaro Morata ha anotado goles importantes en las dos últimas temporadas; goles que han supuesto puntos clave para el Real Madrid -muy recordados los tantos en el Ciutat de Valencia, visita que siempre se le atraganta a los blancos- pero sus mejores actuaciones siempre han llegado saliendo desde el banquillo. Esta temporada ya ha pasado a formar parte de la primera plantilla, y a pesar de ello, en Liga solo ha jugado un puñado de minutos más que el curso pasado, cuando aún disputaba partidos con el Real Madrid Castilla. Estos datos arrojan una conclusión: todavía no es una alternativa de garantías para Carlo Ancelotti.

Con este marco, el Real Madrid necesita un delantero más consagrado que Álvaro Morata para afrontar una temporada que se prevé muy dura, no solo por la defensa de la Champions League, sino por la enorme cantidad de partidos, Mundialito de Clubes incluido, que amenaza con castigar el físico de los jugadores tanto o más que la temporada que acaba de terminar.

Artículos relacionados