thumbnail Hola,

Aunque el jugador suena permanente para abandonar el club blanco este verano, en Concha Espina quieren retenerle al considerarle una pieza clave en el proyecto futuro

EXCLUSIVA
“Álvaro Morata hizo un gran trabajo en el partido y en la temporada. Espero que se quede. Le necesitamos. Puede estar cerca de Karim Benzema y Cristiano Ronaldo. Hablaremos con él a final de temporada”. El que habla no es otro que Carlo Ancelotti , en la rueda de prensa posterior a la victoria del Real Madrid ante Osasuna el pasado sábado. Sus declaraciones pasaron desapercibidas ante la semifinal de Champions League que se avecinaba en Múnich, pero de vacuas tenían bien poco. El Real Madrid quiere a Álvaro Morata, y quiere tenerlo en plantilla no sólo hasta el final de esta temporada. De ahí que, según ha podido saber Goal, pretenda renovar al delantero madrileño. Como muestra de la confianza que tiene en su carrera, y para evitar así que haga las maletas este próximo verano.

El ‘21’ blanco no ha jugado ni un minuto en los últimos tres partidos vitales del Real Madrid. Sí en las últimas seis jornadas de Liga, el último ante Osasuna como titular, y marcando tres goles. Pero no así ni en la final de Copa del Rey ante el Barcelona, ni en el doble duelo europeo ante el Bayern Múnich. Participaciones que no son, para nada, directamente proporcionales a la fe que existe en Morata, tanto en Valdebebas como en la planta noble del Bernabéu.

A sus 21 años, el espigado ariete lleva dos temporadas en el primer equipo del Real Madrid, con un balance de nueve goles y seis asistencias en los escasos 1300 minutos que ha tenido. Aunque tremendamente oportunos en algunos casos, eso sí. Como ante el Levante en el Ciutat de Valencia, donde dio la victoria in extremis dos temporadas consecutivas. Sin embargo, esta filia va más allá de los números. Y es que hablar de Morata es hacerlo de un jugador con toda su carrera por delante tras haberse formado en las categorías inferiores, conocedor de la Casa Blanca, profesional responsable y voraz, polivalente como extremo y delantero, y con recursos para jugar tanto dentro como fuera del área. Prometedor futbolista, en el sentido más amplio de la palabra, no sólo en la grada del Santiago Bernabéu le ven como todo un símbolo para el madridismo, por su cercanía, su origen en la cantera y su perenne intensidad sobre el verde. También en los despachos.

De ahí que, aunando todos esos valores dentro y fuera del campo, en el Real Madrid no quieran desprenderse del delantero madridista. Morata renovó en verano de 2011 hasta junio del 2015. Todavía le queda un año más de contrato, por tanto. Sin embargo, parece que será al final de esta misma temporada cuando se decida su futuro más próximo. Tanto en un sentido como en otro. Pues si bien en el Real Madrid están convencidos de su continuidad, el jugador no lo está tanto, según ha podido saber también Goal. Sin ningún problema contractual con el club, ni con los compañeros ni cuerpo técnico, el quid está en poder poner en práctica sobre el campo con cierta regularidad todo lo aprendido en el equipo madridista en estos años. Cuestión harto complicada en el Real Madrid con la competencia de jugadores como Cristiano Ronaldo o Karim Benzema, como se ha venido demostrando.

Esta tesitura no es tampoco nueva, desde que el canterano ascendiera desde el Castilla hace dos veranos. Pero sí es cierto que esta vez el jugador se siente suficientemente maduro para dar por fin el salto. Y además, novias de primer nivel no le faltan tampoco. Clubes de la talla del Inter de Milán, Nápoles, Borussia Dortmund, Arsenal o Manchester United se han interesado por su situación. El cuadro neroazzurro es posiblemente uno de los que más insistencia está demostrando, y el último guiño lo hizo Iván Córdoba en Goal, como Team Manager del Inter: “Es un gran jugador que siempre será bienvenido”, vino a decir durante la visita desde Milán de la plana mayor interista con motivo de la presentación del Corazón Classic Match. Incluido Erick Thohir, un enamorado de Morata, y que estuvo en compañía de Florentino Pérez el pasado jueves. Aunque paradójicamente, a día de hoy, es el Nápoles el que parece partir en la pole position para hacerse con los servicios del delantero del Real Madrid, que podría encontrarse allí con sus ex compañeros Raúl Albiol y Gonzalo Higuaín.

Sea como fuere, el futuro de Morata empezará a clarificarse a partir de este mes de mayo recién comenzado. El Real Madrid ha iniciado ya algunos contactos informales con el entorno del jugador para tratar su renovación, pero será en las próximas semanas cuando se resuelva definitivamente su destino. Tanto si la decisión es permanecer en la capital española, como hacer las maletas. En ese caso, y aunque la primera opción es que siga en el plantel blanco, el Real Madrid accedería a negociar, tratando de obtener a cambio una opción de recompra, o que saliera en condición de cedido. El valor del jugador, según portales especializados, rondaría los 12 millones de euros. Pero dado el poderío de los clubes pretendientes y, sobre todo, que tiene una cláusula de rescisión “disuasoria”, según pudo saber Goal, al estilo de la de Jesé Rodríguez, la cantidad que Morata podría dejar en las arcas merengues con su salida podría exceder en mucho esos 12 ‘kilos’.



Relacionados