thumbnail Hola,

La suplencia transitoria del ‘23’ del Real Madrid despertó el interés de grandes clubes de Europa en ficharle. Goal pudo saber que ni jugador ni club piensan en un cambio de aires

REPORTAJE ESPECIAL
Anoeta está ya vestida con sus mejores galas para recibir al Real Madrid este sábado por la tarde en un partido para el que Carlo Ancelotti no podrá contar con Cristiano Ronaldo, que no ha viajado siquiera a San Sebastián, ni tampoco con Ángel Di María, sí en la convocatoria pero que no será de la partida. El técnico merengue le dará por tanto galones a Isco Alarcón en el once inicial. Todo un seguro de vida a tenor de la demostración del pasado miércoles ante el Borussia Dortmund en nada menos que unos cuartos de final de Champions League. El malagueño dejó un gol, una actuación soberbia, pero sobre todo, la sensación de que puede ser un jugador muy importante para el Real Madrid en este tramo final de la temporada después de un inicio de año 2014 donde perdió mucho protagonismo ante Ancelotti con el cambio de esquema al 4-3-3.

No lo pasó bien entonces el ‘23’ blanco. Era su primera temporada en la capital española, con los cambios vitales y de lógica adaptación que ello conlleva, y no fue fácil asimilar ese ostracismo por el que atravesó después de haber sido además uno de los jugadores más importantes y queridos durante los primeros meses de temporada. “Quizás estemos siendo un poco injustos con Isco. Pero no olvidamos su aportación de los primeros partidos”, vino a reconocer incluso hace algunas semanas en rueda de prensa un Carlo Ancelotti que había dado con la clave al jugar con el 4-3-3 con Ángel Di María como interior, desplazando así a Isco del once titular.

Sin embargo, lejos de ahogarse en sus propias penas, Isco Alarcón ha levantado la cabeza. Consciente de su juventud, relativa inexperiencia y de la tremenda competitividad que tiene en ese mismo vestuario, el jugador malagueño ha apretado los dientes para poder salir a flote en el mismo Real Madrid, viendo ahora los frutos a todo ese esfuerzo. Ya hace semanas que, aunque tenga pocos minutos, el ‘23’ blanco siempre salta al césped con un afán más que meritorio de reivindicarse y tirar del equipo hacia adelante. Lució sobremanera ante el Atlético en Copa del Rey, y aunque se vio desbordado ante el Málaga, ante el Borussia Dortmund el pasado miércoles volvió a dejar algunos de sus mejores minutos esta temporada con la elástica merengue.

Será ante la Real Sociedad este mismo sábado cuando Isco pueda volver a refrendar esa sensación de que está definitivamente recuperado para la causa madridista. Una causa con la que, por cierto, se siente muy identificado pese a los innumerables rumores que le han situado fuera de Concha Espina durante todo este tiempo. Lógico, por otra parte. No es habitual que un jugador de semejante talento esté en el banquillo, lo que alerta a los grandes clubes del mundo en previsión de un hipotético traspaso. Según se ha informado desde las Islas, uno de los más interesados en poder ficharle es el Manchester City de Manuel Pellegrini, que ya lo pretendió durante este pasado verano cuando estaba en el Málaga. Y el último que parece haberse incorporado con mucha fuerza es el PSG, según publicaba este mismo viernes El Confidencial. Dos clubes de lo mejor del Viejo Continente. Aunque también sonaron, sin tanto fundamento, clubes como el Milan, o el Manchester United.

Sin embargo, sea como fuere, Goal ha podido saber que la posibilidad de un traspaso en verano es altamente improbable a día de hoy. Porque, por una parte, el Real Madrid es consciente de que tiene un diamante por pulir en Isco Alarcón, y no cree inteligente desprenderse de él a las primeras de cambio. Y también, porque el propio jugador está muy identificado con el Real Madrid, muy a gusto en el equipo y en la ciudad, y en ningún momento se ha planteado tampoco un traspaso a corto plazo para abandonar el club merengue. Más bien todo lo contrario, la cabeza de Isco está en ganarse de nuevo un puesto en el Real Madrid, demostrar que puede ser válido en cualquier posición –como él mismo dijo en zona mixta el miércoles-, y ayudar al equipo a sumar títulos en la presente temporada. En ningún caso su cabeza está ni en el Manchester City, ni en el PSG, ni en ningún otro club con el que haya podido ser relacionado.

Aunque con algún altibajo sobre el césped, el matrimonio entre el Real Madrid e Isco Alarcón va viento en popa, y en clara mejoría en las últimas fechas. El día que alguno de estos clubes pruebe a llamar a la puerta del jugador, la respuesta será rotunda: “Isco no está hoy en venta”.



Relacionados