thumbnail Hola,

Dos victorias consecutivas en una semana y además con un buen despliegue de fútbol, hace que los culés lleguen con la motivación muy por todo lo alto

El Barcelona tiene una semana larga para preparar el partido ante el Real Madrid del próximo domingo en el Santiago Bernabéu, después de eliminar al Manchester City de la Champions League y de enviar al Osasuna a casa con una goleada de 7-0 en el Camp Nou el pasado fin de semana. Los del 'Tata' Martino parecen haber recuperado el estado anímico positivo que se necesita para jugar bien al fútbol y así sí, las indicaciones del técnico surten mayor efecto a la hora de saltar al terreno de juego.

Con poco brillo, el Real Madrid ganó en La Rosaleda por 1-0 al Málaga con un gol de Cristiano Ronaldo, la victoria no dio mucho de qué hablar y fue poco colorida, pero para esta semana ya esperan al Schalke 04 con la intención de zanjar la eliminatoria e instalarse en los cuartos de final de la Liga de Campeones, lo que les supone una recarga en la confianza, aunque para cierto sector merengue, los de Carlo Ancelotti se verán afectados por el partido de mitad de semana y no llegarán al 100% al Clásico (pretextos).

Los culés han recuperado el pulso y llegarán al Bernabéu con una excelente forma y descanso, pero además demostrando que saben cómo hacer las cosas bien y que esto les funciona. Lionel Messi y Andrés Iniesta están enganchados y el resto del equipo no ha dado la Liga por perdida. ¿El Barcelona es capaz de ganar al Real Madrid el próximo domingo?. Sí, este Barça es muy capaz de vencer a los merengues en su casa si vuelven a hacer un buen partido. Es verdad, el Osasuna no fue un gran rival, no del Real Madrid, pero ¿qué me dicen del Manchester City del Camp Nou?.

El rival que todos querían evitar en la Liga de Campeones pasó por las armas de los azulgranas y fue eliminado, cuando la mayoría de los aficionados daban por hecho que los citizens enviarían a casa a los culés en los octavos de final. No, no, como bien lo dijo hace una semana Javier Mascherano, a este equipo no hay que darlo por muerto, que aún no muere y lo mejor de todo es que no quiere morir.

La permanencia de los azulgranas en la Liga depende mucho del resultado que se obtenga el próximo fin de semana en el Santiago Bernabéu y ese reto, juega mucho a favor de los culés, que tienden a agrandarse ante los obstáculos y se trata además del eterno rival, aún más. Las bajas tampoco serán un problema para los azulgranas, a diferencia de los madrileños que no contarán con Arbeloa y tienen hasta ahora la duda de Karim Benzema, mientras que los catalanes tendrán el regreso de Gerard Piqué, el defensa titular que le tiene bien tomada la medida a CR7.

Empieza la cuenta atrás para un nuevo Clásico, un partido que decidirá mucho en la tabla general, pero también dejará muy marcado el orgullo del que resulte victorioso, pero también de que salga lastimado por la derrota.



Relacionados