thumbnail Hola,

Según lo firmado en el contrato, el holandés puede hablar con cualquier club y marcharse si los de David Moyes no consiguen estar entre los cuatro primeros de la Premier League

EXCLUSIVA
Wayne Veysey | Corresponsal jefe

El futuro de Robin van Persie en el Manchester United no deja de ser incierto. El desequilibrio de resultados del club de Old Trafford está sacando de quicio al holandés y se plantea seriamente la salida en el mercado estival. De hecho, hay una cláusula en su contrato que le permite hablar con cualquier equipo sin ser penalizado si la entidad británica no se clasifica entre los primeros cuatro puestos del campeonato doméstico.

El descontento con el técnico David Moyes es patente ya que el atacante no comparte alguno de los métodos que utliza el británico para los entrenamientos y para los partidos. La última derrota ante el Olympiacos (2-0) en la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League fue la gota que terminó del colmar el vaso.

Desde su llegada en verano de 2012, el rendimiento de Van Persie ha ido decreciendo y está dispuesto a cambiar de aires para ser el que fue con la camiseta del Arsenal. Real Madrid, Inter, Mónaco y Juventus son algunos de los equipos que están pendientes de su futuro.

Con contrato hasta el 30 de junio de 2016, uno de los grandes inconvenientes en su elevada ficha ya que ingresa unos 300.000 euros semanales. Más allá de los 28 millones que se pagaron a los gunners, el Manchester pretende rentabilizar tal cantidad con su marcha y poder asumir la llegada de otro gran delantero. Edinson Cavani, del Paris Saint-Germain, es el favorito. Eso sí, tendrá que rascarse el bolsillo.


Relacionados