thumbnail Hola,

Courtois, primer portero que suena para el club blanco, ante la indefinición en el futuro de su portería. En verano reunirá cuatro porteros, pero sin garantías de qué decidirán

El Real Madrid poco a poco va resolviendo el atasco que tiene en la portería, pero no termina de diluirlo del todo. Las cuentas no terminan de salir. Y es que comenzaba la pretemporada con cinco guardametas, nada menos: Iker Casillas, Diego López, Jesús Fernández, Tomás Mejías y Antonio Adán. A los que hay que sumar los que vienen con fuerza desde la cantera: Fernando Pacheco –internacional Sub-21 titular-, Rubén Yáñez o Alfonso Herrero, todos ellos con una gran proyección, en especial Pacheco. Demasiado talento para muy poco espacio.

Antes de terminar el periodo estival de fichajes, Antonio Adán se desvinculó del club blanco, ahora recién fichado por el Betis después de un testimonial paso por el Cagliari italiano. Y hace apenas una semana fue Tomás Mejías el que hizo las maletas con rumbo al Middlesbrough inglés hasta final de temporada. De forma que, a día de hoy y para lo que resta de campaña, Carlo Ancelotti cuenta con tres guardametas de garantías en el primer equipo: Casillas, Diego López y Jesús Fernández. Una terna excepcional, y con la que el técnico merengue se siente más que resguardado.

Sin embargo, el futuro de la portería merengue no es claro para nada. Y es que, a día de hoy, en el Real Madrid no saben quiénes serán los cancerberos de la próxima campaña. Y no precisamente porque en Concha Espina estén desencantados con los guardametas que tienen en nómina. Sino porque no existe la certeza total de que todos sus porteros vayan a aceptar de buen grado que el statu quo actual se dilate una campaña más. Por un Jesús Fernández que no tiene minutos en competición oficial. Pero sobre todo, por unos Casillas y Diego López obligados a rotar, y sin que ninguno de ellos congregue el apoyo unánime de la afición después de los conflictos que estallaron la temporada pasada en la Casa Blanca.

De ahí por ejemplo que Tomás Mejías haya salido del club este curso en invierno, pero sólo en calidad de cedido por seis meses y sin opción alguna de compra para el Middlesbrough. El canterano acaba contrato con el Real Madrid en junio de 2015, y en el club querían contar con él en verano, en previsión de que alguno de sus otros porteros pueda hacer las maletas. Dicho de alguna manera, no se quería perder una bala sin saber con certeza con cuántas se podría contar para la próxima campaña.

Y de la misma manera, el diario As publicaba este viernes que el Real Madrid estaba siguiendo muy de cerca los pasos de Thibaut Courtois, un cancerbero que sería muy del agrado, y por el que podrían pujar con fuerza si finalmente Diego López o Iker Casillas abandonaran la Casa Blanca este próximo verano. Una posibilidad que, a día de hoy, sólo saben los propios implicados.

Por el momento, Carlo Ancelotti quiso despejar balones en rueda de prensa este mismo viernes cuando se le preguntó por Courtois y el futuro de sus cancerberos: “Creo que Courtois no será el portero del año que viene. Tenemos dos porteros muy valientes, muy buenos. No le necesitamos. Es un gran portero, pero en esta posición estamos bien, tranquilos, cómodos”, explicó el técnico de Reggiolo. Una postura compartida por el propio Iker Casillas, que en sus últimas comparecencias públicas siempre ha confirmado ver su futuro en blanco después de que a principio de temporada sí se mostrara algo más titubeante al mismo respecto.

Sin embargo, pese a estas autoafirmaciones públicas de algunos de los actores madridistas, el club actúa de forma bien distinta, como se puede ver. Por lo que pueda pasar. Este verano volverán a contar con cuatro guardametas en nómina, más los que aprietan desde La Fábrica, de hecho. Muchos porteros. Sobra alguno y, de momento, todas las opciones están abiertas.



Artículos relacionados