thumbnail Hola,

Al límite del cierre del mercado de invierno en Inglaterra el entrenador del Arsenal tomó la iniciativa de fichar al sueco Källström, que padece una lesión en la espalda

El entrenador del Arsenal, Arsène Wenger, ha admitido que se ha arriesgado con el fichaje del lesionado Kim Källström y asume su responsabilidad. El centrocampista sueco fue fichado al borde del cierre de la ventana de invierno para fichajes procedente del Spartak de Moscú.

Los informes médicos ya decían que el jugador padece una microfactura en su espalda. Ya se sabe que Källström no podrá jugar con los Gunners hasta mediados de marzo, siendo pagado su sueldo hasta entonces a medias entre su club de procedencia y el de llegada.

Wenger habló con los medios y explicó el devenir del nuevo fichaje. "Llegó aquí habiéndose caído dos días antes dándose en la espalda. Le han examinado los médicos y han descubierto que tiene una pequeña microfactura en la espalda. Todos hemos jugado con microfacturas", comentaba a varios medios ingleses tras el partido.

El entrenador francés fue claro. "Tenía que tomar una decisión. Tenía que fichar a Källström o a nadie y me decidí por él el viernes pasadas las 5 de la tarde". Hay que recordar que Källström viene a suplir las bajas del lesionado Aaron Ramsey y del suspendido Mathieu Flamini.

Artículos relacionados