thumbnail Hola,

Tohir fue claro con Walter Mazarri. Si no ingresa dinero por alguna venta, difícilmente lleguen refuerzos de peso

Erik Tohir, nuevo dueño del Inter, mantiene su postura: para comprar, primero hay que vender. El colombiano Fredy Guarín encabeza la lista de los que podrían emigrar y dejar algún billete para ir en busca de los regalos de Navidad. Chelsea, que ya presentó una oferta formal por el volante cafetero, deberá hacer un esfuerzo y mejorar su ofrecimiento (Inter pide 2 millones más de lo que ofrecieron los ingleses).`

Tohir, contemplativo, le dijo a Mazzarri que intentará desarmar el equipo lo menos posible. La salida del uruguayo Pereira podría derivar en el primer refuerzo para Inter.

La situación de Diego Milito también será clave para determinar la llegada de un nuevo delantero. El entrenador y los directivos quieren ver cómo se encuentra el delantero argentino tras los próximos tres partidos, Lazio, Chievo y Udinese. Si no hay resabios de la lesión que lo mantuvo alejado fuera de las canchas durante siete meses, no incorporarán ningún atacante, o a lo sumo un nombre de bajo vuelo como puede ser Tommaso Rocchi, de Venecia.

Si Milito presenta complicaciones físicas, entonces irán por Ezequiel Lavezzi o Daniel Osvaldo, aunque la llegada de este último pinta difícil. Roma hizo una gran inversión por su pase hace apenas cuatro meses.

Relacionados