thumbnail Hola,

Tras los rumores de las posibles salidas de Luis Suárez y Wayne Rooney entre otros durante el mercado de verano, Goal echa un vistazo a los fichajes que nunca se realizaron

ESPECIAL

Mientras que el Real Madrid copaba todas las portadas el 1 de septiembre por el pago de 100 millones por el fichaje de Gareth Bale, los dos meses anteriores del mercado de verano estuvieron dominados por muchas ofertas propuestas que no se materializaron.

Por eso, Goal ha decidido crear un ‘XI de estrellas’ con los jugadores que se esperaba abandonasen sus respectivos clubes durante el verano y que acabaron quedándose. Dado que son los delanteros los que, con razón o sin ella, casi siempre dominan los titulares, hemos decidido ir de adelante hacia atrás. Por lo tanto, vamos a empezar con una delantera formada por tres jugadores que, a diferencia de Bale, no fueron capaces de conseguir sus “soñadas salidas”: Luis Suarez , Robert Lewandowksi y Wayne Rooney .

Suárez, por supuesto, hizo todo lo posible para asegurar su salida del Liverpool. De hecho, tanto Arsenal como el delantero pensaban que una oferta de 40 millones de libras desencadenaría una cláusula de escape en el contrato del uruguayo, pero estaban equivocados. La oferta sólo logró irritar a Liverpool, tanto que ellos se negaron a considerar la idea de vender a su mejor jugador a uno de sus rivales.

Ocurrió una historia similar con Lewandowski y Rooney. Después de perder a Mario Götze por el Bayern Munich en circunstancias complicadas, Borussia Dortmund no tenía ninguna intención de permitir que Lewandowski también se fuera al Allianz Arena. Rooney pareció que iba con destino a Stamford Bridge pero, cuando el Chelsea de José Mourinho desafió con una oferta formal, el club de Manchester declinó la invitación. Ahora, habiendo redescubierto su mejor forma, debe ser considerada como una buena actuación del Manchester United.

Eso fue porque el United, por supuesto, intentó pero no consiguió fichar a todos los jugadores que tenía en mente antes del inicio de la temporada 2013-14. Además, no es de extrañar que dos miembros de nuestra liga fuesen objetivo del Manchester United: Cesc Fàbregas y Ander Herrera.

El primero no quiso cambiar el bienestar de jugar junto a Xavi, Andrés Iniesta y Sergio Busquets, pero Herrera podría haber sido de los campeones de la Premier tras una oferta para rescindir el contrato del jugador del Athletic de Bilbao. Sin embargo, el internacional de España terminó quedándose en el País Vasco después de una de las sagas de transferencia más cómicas de la historia reciente, con tres abogados que decían representar al club inglés y aparecieron en la sede de la Liga con la esperanza de negociar un acuerdo.

El Chelsea por su parte, fue adquiriendo con éxito volantes ofensivos. De hecho, los ‘blues’ tenían una plantilla tan completa que Juan Mata sintió que era prescindible. El jugador de 25 años fue fuertemente vinculado con el Paris Saint- Germain y, aunque el fichaje no se llevó a cabo, todavía podría suceder.

Volviendo nuestra atención a la defensa de cuatro, otra vez el Manchester United que no consiguió la compra de Fabio Coentrao, a pesar de que no estaban solos en este respecto, ya que el Tottenham también intentó fichar al lateral madridista tras la venta de Gareth Bale.

Mauricio Isla, por su parte, también parecía destinado a salir de su club, pero su transferencia propuesta del Juventus al Inter fue bloqueada por el entrenador ‘bianconeri’ Antonio Conte , por temor a quedarse sin un suplente para Stephan Lichtsteiner.

En cuanto al centro de la defensa de cuatro, cuando el Barcelona se dio cuenta de que el fichaje de Neymar probablemente no era la mejor manera para hacer frente a sus deficiencias defensivas aún evidentes, se fijaron en varios centrales de los que no acabó fichando ninguno. Para ser justos con los blaugranas, Mourinho se negó en rotundo a dejar salir a David Luiz, mientras que Thiago Silva simplemente no podía permitirse el lujo de salir de PSG, ya que, como explicó de manera empática, “tiene bocas que alimentar”.

Victor Valdés es otro de los casos. El internacional decidió no prolongar su contrato con los catalanes más allá del final de la temporada 2013-14. En consecuencia, se espera que siga los pasos de Radamel Falcao, que renunció a la Liga de Campeones de fútbol para ayudar al Mónaco a volver a su antigua gloria. El movimiento nunca ocurrió, por supuesto, pero probablemente lo hará el próximo verano.

Artículos relacionados